Alberto Núñez Feijóo durante su intervención ante centenares de directores de centros educativos
Alberto Núñez Feijóo durante su intervención ante centenares de directores de centros educativos - EFE

Los contratos-programa mejoraron un 40% los resultados del alumnado

Feijóo hace un balance «sobresaliente» de estos planes de apoyo, refuerzo y orientación

SantiagoActualizado:

La Xunta realizó ayer un balance «sobresaliente» de la implantación de los llamados contratos-programa en los centros educativos de la Comunidad. Según los datos facilitados por Alberto Núñez Feijóo, este proyecto —que nació hace cinco años con el objetivo de lograr una mejora de la calidad de la enseñanza y reducir el porcentaje de alumnado con bajo rendimiento— ha provocado mejoras notables en aquellos centros en los que se ha aplicado. En concreto, siete de cada diez alumnos que participaron en los planes de refuerzo de los distintos contratos-programa mejoraron sus resultados por encima del 40%. Además, en la mitad de los centros de infantil y primaria en los que se ha aplicado este modelo se ha logrado reducir en un 40% la tasa de abandono escolar con respecto al curso pasado, y en siete de cada diez institutos cayeron en más de 20 puntos las faltas de asistencia o puntualidad injustificadas.

«Cuando salieron [los contratos programa] no acapararon grandes titulares, no fueron utilizados en los debates parlamentarios de alto voltaje, pero sí lograron sus objetivos: mejorar con medidas concretas los centros donde se aplicaron», señaló ayer el presidente de la Xunta durante la celebración de las jornadas «Un plan para cada centro», en las que expuso ante más de un centenar de directores de centros escolares los resultados de este modelo.

En el marco de este sistema, cada centro docente analiza sus defectos y fortalezas y propone a la Administración educativa la firma de un determinado contrato-programa en el que se proponen actuaciones concretas para la mejora del alumnado. De este modo, se habilita a cada centro para diseñar su propio plan de mejora en base a sus necesidades particulares. «Los propios centros son los que diagnostican los problemas y la Xunta intenta acercar los recursos necesarios para buscar un tratamiento», resumió Feijóo, que recordó que durante los últimos años se ha extendido este modelo a unidades de FP, educación especial o enseñanza para adultos.

Aprobado «con nota»

Según el líder del Ejecutivo autonómico, esta iniciativa superó «con nota» la evaluación de sus beneficiarios, que le han otorgado una valoración de entre 7 y 8 puntos. «Si en 2011 disponían de contratos-programa 144 centros, hoy lo tienen más del triple: 473. Si en 2011 beneficiaban a 11.600 alumnos, hoy son doce veces más: 140.000. Si hace seis años participaron 464 docentes, ese número hoy se multiplica por 25, y ya son 11.700 los profesores que se implican en ellos. Asimismo, para este curso se contrataron 233 profesores de apoyo para el alumnado del PROA», reivindicó Núñez Feijóo.

Como ejemplo de los buenos resultados derivados de este modelo, el presidente de la Xunta se ha referido a casos concretos como el del CEIP Plurilingüe de Pedrouzos, en Brión, donde el 70% de los alumnos que participaron en el programa mejoraron sus resultados y se redujo un 90% el número de repetidores; o el del IES Castro Alobre de Vilagarcía, donde bajó un 16% el número de expulsiones.