Galicia

Las comisarías gallegas recibirán 67 policías en prácticas este julio

Sindicatos consideran la cifra «insuficiente». Denuncian el mayor déficit en 20 años

Dos policías patrullan en los alrededores de la Catedral de Santiago
Dos policías patrullan en los alrededores de la Catedral de Santiago - MIGUEL MUÑIZ

Un grupo de 67 agentes en prácticas recalará este verano en las comisarías gallegas para paliar, en la medida de lo posible, el déficit que soportan sus plantillas. Según los datos del Sindicato Unificado de Policía —mayoritario en el cuerpo— la diferencia entre el número de efectivos que deberían prestar servicio en la Comunidad y los que lo hacen ronda a día de hoy los 600, por lo que consideran que esta remesa de funcionarios en prácticas es «insuficiente». «Representa tan solo un 4,5 por ciento del total de policías salidos de la escuela de Ávila que comenzarán las prácticas este verano en el territorio nacional», indican para subrayar que en el reparto hay comisarías provinciales que han sido obviadas, caso de Orense y Lugo, y también otras locales como las de Ferrol, Viveiro, Monforte o Vilagarcía.

En el caso de ciudades como Santiago, serán 13 policías y 2 inspectores los que llegarán en julio para tratar de aliviar el trabajo de un plantel que subsiste con 75 agentes menos de los que delimita el catálogo de personal. La situación se repite en otras comisarías como La Coruña, con 152 efectivos menos y con 14 agentes y 2 inspectores adjudicados. En Pontevedra, donde atendiendo a los datos del SUP faltan 72 funcionarios, el cupo de prácticas será de 10 agentes, y en Vigo, con un déficit de 75, de 14 policías y 3 inspectores. A propósito de estos números, los sindicatos critican que «nunca en los últimos veinte años se había producido una situación semejante» y solicitan un mayor apoyo de agentes en prácticas y la puesta en marcha de otras medidas paliativas como un mayor aperturismo en lo tocante a los servicios extraordinarios. Esto implicaría que los agentes puedan renunciar a cogerse las vacaciones en la temporada de junio a septiembre para mantener las plantillas a flote o, que en sus horas libres y siempre que lo soliciten, puedan reforzar las patrullas de otras comisarías a cambio de un extra económico en su nómina. «Es el planteamiento que hemos ofrecido para poder aligerar la situación a la que nos enfrentamos», sostienen desde el SUP. La merma en las plantillas gallegas se sitúa, atendiendo al último balance presentado el pasado mes de abril, en un 28 por ciento.

Toda la actualidad en portada

comentarios