Abuín junto a su mujer, Rosario Rodríguez, cuya hermana gemela denunció al Chicle por una supuesta violación - FACEBOOK / Vídeo: La defensa de El Chicle esperará a la autopsia de Diana Quer para decidir si continúa defendiéndole
CASO DIANA QUER

El «caso Diana» reactiva la denuncia por violación de la cuñada del «Chicle»

Los agentes de la Guardia Civil la incluyeron en el atestado final de 64 páginas que trasladaron al juez. Consideran que podría tratarse de la primera vez que Abuín puso en práctica su particular modus operandi

SANTIAGOActualizado:

Las coincidencias entre la desaparición de Diana Quer y la denuncia por violación que la cuñada de José Enrique Abuín interpuso contra él cuando aún era menor de edad son tan palpables que los encargados de redactar el atestado policial del denominado caso «Querpu» (la combinación entre el apellido Quer y Puebla de Caramiñal, el topónimo español de A Pobra) no tuvieron dudas en incorporar el contenido de esta denuncia al informe final que trasladaron al juez de Ribeira. Según el atestado al que ha tenido acceso ABC, el relato que en su día ofreció la hermana de la esposa del Chicle a los agentes ofrece importantes conexiones con lo que pudo suceder la noche del 22 de agosto de 2016 en A Pobra y con el conato de secuestro que Abuín volvió a protagonizar en Boiro el pasado día 25.

En los tres casos, el arma elegida por Abuín es un cuchillo con el que intimida a sus víctimas para que se introduzcan en su vehículo. Así lo hizo, según reza la denuncia, la mañana que subió a su coche a su cuñada de 16 años cuando ésta iba camino del instituto, en 2005. Atendiendo a esta descripción de los hechos, el Chicle sacó un cuchillo de la guantera con el que intimido a la joven hasta que llegaron a una zona poco transitada, en el municipio coruñés de Lousame. Sin abandonar el turismo, el Chicle le pidió a la hermana de su mujer que se desnudase y se pusiese un camisón que él mismo le pasó. Después —atendiendo a la denuncia presentada en su día— la violó y, cuando acabó, se deshizo del preservativo y la amenazó de muerte diciéndole que mataría a su hermana, a su sobrina, y que después se suicidaría si contaba algo de lo sucedido.

Su primer delito sexual

La menor presentó la denuncia acompañada de su madre, pero la coartada prestada por la mujer de Abuín y un informe del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) favorecieron su archivo. Ahora, trece años después, esta caso podría reactivarse movido por el triste desenlace del caso Diana Quer. En este sentido, los agentes del Instituto Armado consideran que el de su cuñada pudo ser el primer delito de agresión sexual cometido por Abuín, lo que jugaría en su contra evidenciando una posible reincidencia. También llama la atención la tendencia fetichista que la cuñada del Chicle dejó entrever en su denuncia al mencionar que éste la obligó a desnudarse y a ponerse un camisón determinado. Este detalle entronca con las declaraciones que ofreció la esposa de Abuín ante los agentes —son hermanas gemelas y altas y morenas, al igual que Diana— en las que asegura que echó de menos de su armario cinco prendas de lencería, cuando se abordó la cuestión de las tendencias sexuales de su pareja.

Toda la documentación a propósito de las andanzas de Abuín hace trece años están a disposición del juez encargado del caso, que podría ordenar la reapertura de la investigación por la denuncia de la cuñada, teniendo en cuenta que el delito aún no ha prescrito y que las conexiones entre una y otra causa parecen notables, al menos, para los investigadores que dieron con la pista de Abuín y que consideraron preciso incluir en su atestado final, de 64 páginas, esta denuncia.

En la mesa de los agentes gallegos están también los cerca de cuatrocientos delitos contra la libertad sexual denunciados en la comarca de O Barbanza desde el 2005, año al que se remonta la primera presunta agresión de Abuín. El objetivo, analizarlos uno a uno para descubrir si el modus operandi acuñado por el Chicle se repite.