Pedro Sánchez, este lunes en La Coruña
Pedro Sánchez, este lunes en La Coruña - EFE

Cancela rompe la neutralidad de la gestora apoyando a Sánchez

Se trata de la primera y hasta el momento única aparición pública de Cancela en alguno de los mítines que los distintos aspirantes han realizado a lo largo de este último mes en Galicia

La CoruñaActualizado:

Pilar Cancela pone las cartas encima de la mesa a menos de una semana para la celebración de las primarias en las que se escogerá al nuevo secretario general del PSOE. Tras asegurar que la gestora gallega mantendría la «neutralidad» a lo largo de todo el proceso, la presidenta de la dirección provisional del PSdeG acudió ayer a arropar a Pedro Sánchez en el acto que el ex secretario general de los socialistas pronunció en La Coruña unas horas después del debate electoral entre los tres candidatos. Se trata de la primera y hasta el momento única aparición pública de Cancela en alguno de los mítines que los distintos aspirantes han realizado a lo largo de este último mes en Galicia. Situada en la última fila de asientos para mantenerse en un segundo plano, la diputada socialista aplaudió enérgicamente parte de los mensajes que Pedro Sánchez pronunció en los jardines de Méndez Núñez.

No es la primera vez que la presidenta de la gestora gallega incumple su promesa de mantener la neutralidad en unas elecciones internas. Sus declaraciones a favor de Xoaquín Fernández Leiceaga en el proceso de primarias en el que se midió a José Luís Méndez Romeu para elegir al candidato a la Xunta del PSdeG ya desataron las críticas de parte de la militancia del partido en Galicia. Por aquel entonces, los afines a Romeu la acusaron de trabajar desde la dirección provisional gallega a favor de Leiceaga y pidieron su destitución.

Con todo, además de Cancela, al acto de Sánchez en La Coruña acudieron unas 500 personas entre los que se encontraban cargos socialistas como el secretario provincial del PSdeG en La Coruña Julio Sacristán, la diputada Rocío de Frutos o los concejales herculinos José Manuel Dapena o Yoya Neira. Ante ellos, el ex secretario general socialista reivindicó su papel en el debate electoral que los candidatos realizaron ayer en Ferraz, protagonizado en buena medida por el cruce de acusaciones entre él y la presidenta andaluza Susana Díaz. «Después del debate creo que estamos un paso más cerca de lograr el PSOE que queremos a partir del 1 de mayo», defendió.

El que fuera líder de la formación abundó en su estrategia de endurecer sus críticas hacia a la presidenta andaluza. «Aquí somos cien por cien humildad. Porque lo que es cero por cien PSOE es la soberbia», apuntó Sánchez en referencia al lema de campaña de Díaz. También censuró que los afines a la andaluza defiendan para los militantes un único sueldo y un único cargo mientras ella apoya la posibilidad de compaginar el puesto de presidenta de una Comunidad Autónoma con el de secretaria general de la formación. «Estoy convencido de que los militantes lo van a hacer incompatible con su voto el 21 de mayo», afirmó el madrileño. No obstante, Díaz no fue el único blanco de críticas para el exlíder de los socialistas, que también denunció el papel de gestora federal encabezada por el presidente asturiano Javier Fernández. «Es una involución. ¿Dónde se ha visto una gestora con poderes ejecutivos?», preguntó el candidato ante los aplausos de los asistentes.

Moción de censura

A pesar de sus críticas a los casos de corrupción en el seno del Partido Popular en Madrid, Sánchez cuestionó la moción de censura a Mariano Rajoy que plantea Pablo Iglesias. «¿No es la misma corrupción que hace un año?», apuntó el candidato socialista, que le afeó al líder de Podemos no haber hablado con el PSOE antes de anunciar esta medida. «Las mociones de censura hay que trabajarlas antes de anunciarlas y no anunciarlas cuando se sabe que se van a perder. Seamos serios», reivindicó el aspirante a la secretaría general de la formación