Galicia

El audiovisual gallego reivindica su papel como fuente de producciones internacionales

El «Conecta Fiction» vivió la puesta de largo de unas productoras que se sitúan en una posición privilegiada en tecnología y en la creación de historias que traspasan fronteras

El acto del Clúster Audiovisual Galego acogió presentaciones como la de Portocabo
El acto del Clúster Audiovisual Galego acogió presentaciones como la de Portocabo - CLÚSTER AUDIOVISUAL GALEGO

Galicia mostró todo su potencial audiovisual en el «Conecta Fiction» de Santiago, que condensó en una presentación del Clúster Audiovisual Galego los éxitos de las productoras dentro y fuera de la comunidad y que dejó claro un mensaje a los asistentes extranjeros, en este caso argentinos y franceses: la ficción gallega está preparada y tiene experiencia en grandes proyectos que involucran coproducciones extranjeras.

Para mostrarlo solo hace falta ver y recordar: desde grandes programas de entretenimiento como «Land Rober» o «Luar», de la coruñesa CTV, series que conquistaron a la audiencia gallega (como «Matalobos» o «Serramoura») a coproducciones con el resto de España («El Final del Camino» de TVG y TVE) y el resto del mundo («Vidago Palace», de Portocabo, emitida por la TVG y la RTP portuguesa).

Pero la presentación no solo se quedó en los productos que son más conocidos para el gran público. Hubo espacio para proyectos futuros, como la prometedora «O Santa Isabel», una coproducción entre la gallega Agallas, Argentina y País Vasco, que narrará en forma de thriller un naufragio que ocurrió en 1920 en la pontevedresa Isla de Sálvora. También se habló de «Hierro», ficción de la misma productora pero en colaboración con Francia. Además, tuvieron su momento otros apartados del sector como la animación, ejemplificada en la serie «Rascayú», de la coruñesa Otiiplanet.

Tecnología «made in Galicia»

Por otra parte, Galicia jugó la carta de las nuevas tecnologías para mostrar una oferta integrada y actualizada. Se habló de drones que permiten grabar imágenes aéreas y que son un elemento diferenciador para «ahorrar tiempo y dinero», como remarcaron desde la empresa coruñesa Aeromedia, colaboradora en películas y series («Cuéntame», «El Ministerio del Tiempo» o la futura «Fariña»). Tampoco faltó un elemento novedoso como las plataformas de gestión, computación o sistemas de almacenamiento de datos, un producto fundamental que ofrece el Centro de Supercomputación de Galicia (Cesga).

Galicia, España, Europa y el mundo se convencieron de por qué se debe apostar por las productoras gallegas para crear nuevos contenidos. Las historias, la tecnología y, sobre todo, el trabajo bien hecho tras años de experiencia avalan a un plantel de empresas que se pone en los primeros puestos de la parrilla de salida del mundo de la ficción.

Toda la actualidad en portada

comentarios