El Portavoz del Grupo En Marea, Luis Villares
El Portavoz del Grupo En Marea, Luis Villares - EFE

El apoyo al referéndum ilegal divide el voto de En Marea en el Parlamento

Cuatro diputados evitaron respaldar junto a sus compañeros una iniciativa que avalaba el resultado de la consulta

Los parlamentarios que rompieron la disciplina de voto pertenecen al sector oficial de Podemos y a Izquierda Unida

SantiagoActualizado:

El apoyo al referéndum ilegal del pasado 1 de octubre en Cataluña volvió a poner en evidencia las tensiones internas en el seno del grupo parlamentario de En Marea. Cuatro diputados rupturistas pertenecientes al sector oficial de Podemos y a Izquierda Unida rompieron ayer la disciplina de voto del partido instrumental en la Cámara gallega y evitaron respaldar una iniciativa del BNG que pedía apoyar los resultados de la consulta del pasado domingo, anulada por el Tribunal Constitucional. Entre los parlamentarios que se desmarcaron de la postura oficial de la formación destaca la líder del partido morado en Galicia, Carmen Santos, o la coordinadora de Izquierda Unida en la Comunidad, Eva Solla. Las dos, al igual que los diputados Juan Merlo y Magdalena Barahona —también del sector oficialista de Podemos— optaron por la abstención, mientras que el resto de sus compañeros de partido expresaron su voto favorable a la propuesta.

En concreto, la iniciativa de los nacionalistas que causó la división del grupo parlamentario de En Marea instaba a respetar la «voluntad expresada de manera clara por el pueblo catalán» el pasado domingo. Fuentes de Podemos explicaron a Europa Press que dar por válida esta redacción significaría avalar implícitamente los resultados de la votación del pasado domingo, en contra de lo expresado públicamente por el propio Pablo Iglesias, que rechazó dar legitimidad al referéndum del 1-O y reclamó una consulta «pactada y con garantías» en Cataluña.

Las discrepancias entre los miembros del partido instrumental llevaron al viceportavoz del grupo, Antón Sánchez a pedir la votación de esta resolución por separado. No obstante, desde el partido morado enmarcaron las diferencias en torno a esta cuestión en la «normalidad» del funcionamiento de un espacio «de unidad popular». Se trata de la primera vez en lo que va de legislatura que los parlamentarios de En Marea expresan sus diferencias rompiendo la disciplina de voto en la Cámara gallega. En todo caso, la iniciativa fue rechazada gracias a los votos en contra del PP y el PSOE.

Acuerdos

La postura de los diferentes partidos en torno al desafío soberanista en Cataluña volvió a marcar la última sesión del debate sobre el estado de la autonomía. Tal y como estaba previsto tras las negociaciones de este jueves, los votos favorables de PP y PSdeG permitieron sacar adelante una iniciativa que respalda la «defensa del orden constitucional» expresada por el Rey Felipe VI ante el desafío soberanista en Cataluña. Ambas fuerzas también apoyaron una propuesta para respaldar a las fuerzas de seguridad tras los casos de acoso registrados a raíz de la celebración del referéndum ilegal. En Marea y BNG optaron por rechazar ambas iniciativas, lo que provocó las críticas del secretario general de los populares gallegos, Miguel Tellado, que proclamó que «apoyar a los independentistas catalanes es traicionar a España y a Galicia». «Los que apoyan a golpistas también son golpistas», zanjó. Por el contrario el popular quiso agradecer a los socialistas su «sentido común» y su «responsabilidad» a la hora de alcanzar un acuerdo en esta materia.

Populares y socialistas también votaron juntos a favor del acuerdo que insta a la Xunta a consensuar un plan de eliminación de los elementos de exaltación del franquismo. Las únicas dos propuestas que suscitaron la unanimidad de los grupos fueron las referidas a la mejora de la seguridad vial y la petición de que el Gobierno gallego deje de patrocinar cualquier evento deportivo aficionado o profesional con premios distintos para hombres y mujeres. Por lo demás, el PP hizo valer su mayoría absoluta y no aceptó ninguna de las iniciativas de la oposición. De las 160 proposiciones presentadas por los cuatro grupos, solo salieron adelante las 40 de los populares.