Galicia

El análisis del volcado del móvil de Diana podría demorarse semanas

Los nuevos datos se cruzarán con los ya existentes, según el delegado del Gobierno

Diana Quer, la joven desaparecida en A Pobra, en una imagen de archivo
Diana Quer, la joven desaparecida en A Pobra, en una imagen de archivo

El volcado de los datos que guardaba el teléfono móvil de Diana Quer, hallados dos meses después de su desaparición bajo el puente de Taragoña, tardará unas cuantas semanas en arrojar resultados. Según fuentes próximas al caso, el bruto de informaciones desbloqueadas será analizado ahora en los laboratorios de la Guardia Civil de manera detallada para tratar de hallar conexiones entre las fotografías y los mensajes que la joven de Pozuelo guardaba en su dispositivo y la madrugada de la desaparición. Sobre este análisis, el delegado del Gobierno en Galicia manifestó ayer que «habrá que esperar porque no se puede precisar» un límite de tiempo para conocer los resultados. Santiago Villanueva también aseguró que una vez analizado el contenido se sabrá si «hay algo relevante» para poder continuar las investigaciones «en un sentido u otro», o incluso «descartar algunas de las líneas que están abiertas».

El móvil de Diana Quer
El móvil de Diana Quer- ABC

«Puede ser que no tenga nada, puede ser que tenga algo y que no sea relevante o puede ser que tenga mucha información que sí sea relevante», comentó Villanueva sobre el contenido del teléfono, cuyo desbloqueo supone «un paso más» en la investigación. En compás de espera hasta que el volcado realizado en Alemania por la filial de una empresa israelí que dota tanto a la Guardia Civil como al CNI de herramientas tecnológicas, los investigadores esperan que este avance en el caso permita borrar del tablón alguna de las hipótesis que llevan casi un año manejando. Clave será en este caso conocer si Diana se comunicó con alguna persona o personas desconocidas para la investigación en los últimos quince minutos de actividad de su móvil, porque eso permitiría saber si conocía a sus captores o si por el contrario su marcha fue azarosa y no planificada.

Investigación abierta

A poco más de un mes de que se cumplan el primer aniversario de la desaparición de Diana Quer, y con el balón de oxígeno que supone desvelar todos los secretos que ocultaba su teléfono —incluso se conocerán datos borrados—, el delegado del Gobierno indicó ayer que las esperanzas están puestas en que «el caso se pueda resolver de una forma positiva». Para caminar hacia esa resolución, varios agentes de la Policía Judicial mantienen las pesquisas sobre el terreno, apoyados por los agentes de la UCO que siguen las investigaciones desde Madrid con visitas casi semanales a la Comunidad. En el aire está también la posibilidad de que el juez instructor del caso decida reabrir la causa después del archivo provisional del pasado abril por falta de pruebas.

Toda la actualidad en portada

comentarios