El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en su despacho en San Caetano
El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en su despacho en San Caetano - MIGUEL MUÑIZ

Alfonso Rueda: «Hay quien piensa más en elecciones sindicales que en un acuerdo en justicia»

En la semana clave para poner fin al paro indefinido que ha bloqueado los juzgados gallegos, Rueda pone en valor las ofertas de la Xunta y lamenta que todo se reduzca a una cuestión económica

SantiagoActualizado:

En la semana clave para poner fin al paro indefinido que ha bloqueado los juzgados gallegos, Rueda pone en valor las ofertas de la Xunta y lamenta que todo se reduzca a una cuestión económica

—¿Acabará la huelga hoy?

—Vamos a ir con esa intención. Siempre que hemos ido ha sido para cerrar un acuerdo, y la manera es llevar propuestas de mejora. Me remito a la última reunión: tres propuestas en el mismo día. Al final se ha visto que se trataba de una discusión económica, porque al principio se empezó a hablar de que era una huelga en la que se reclamaban cosas diferentes. Pero si los sindicatos quieren romper las reglas del juego e ir pidiendo más cada vez que se plantea una oferta, es imposible el acuerdo.

—La Xunta ofrece 105 euros, los sindicatos piden 190. Sigue habiendo mucha distancia para el acuerdo.

—Pero es que esa oferta es lo que reclamaba el acuerdo parlamentario aprobado por unanimidad: situar a los funcionarios gallegos por encima de lo que percibe la media del conjunto de España. Y eso fue lo que hicimos. Más que hablar de una cifra, hablábamos de una condición que debíamos cumplir. Llegamos a esa condición, y además hay que sumar el 8% a nivel general aprobado por el Ministerio que se va a pagar con el presupuesto de la Xunta. La petición de los sindicatos está muy alejado de lo posible.

—Los sindicatos alegan que otras autonomías pagan un complemento más elevado. ¿Por qué Asturias puede pagar 120€ al mes y Galicia no?

—Cada Comunidad toma sus decisiones en materia económica. Conviene recordar que durante años Asturias estuvo muy por debajo de lo que pagaba Galicia. Nosotros nunca discutimos que era necesario hacer un aumento del complemento autonómico, y en eso estamos. En la comparativa por territorios, siempre habrá alguno por encima. Pero nuestra oferta los sitúa por encima de la media de las Comunidades.

—Los sindicatos alegan que no es solo una cuestión de dinero. ¿Qué más hay?

—Han reconocido que de los cinco puntos iniciales con que se planteó la huelga, cuatro están acordados y solucionados. Solo queda lo económico. Desde la Xunta replicamos que el económico siempre fue el tema principal. Esas negativas que había al principio de que no se trataba solo de dinero... Siempre fue así, y ahora se está demostrando.

Mejora de la oferta: «La Xunta ha hecho una oferta muy generosa. La petición de los sindicatos está lejos de lo posible»

—¿La Xunta tiene margen para mejorar su oferta?

—La Xunta ha hecho una oferta muy generosa. Llevamos siete ofertas planteadas, siempre al alza, y durante mucho tiempo se calificaron de ridículas. Ahora me alegro de que se den cuenta de que nuestra oferta, sumada al acuerdo de Madrid, supone un 13%, y que ya no lo califiquen de ridículo. Queda pendiente una nueva mesa de negociación y tenemos que ir dispuestos a cerrar un acuerdo. Pero tengo que poner muy en valor esta última oferta.

—¿Las líneas rojas las ha marcado el presidente de la Xunta?

—La línea roja las está marcando el sentido común. Qué fácil sería decir que sí, como por otra parte está pidiendo la oposición... Del papel irresponsable de la oposición podríamos hablar largo y tendido, con esa demagogia suya. Gobiernan en muchos ayuntamientos y diputaciones aquí en Galicia: yo quisiera ver qué responderían si un colectivo de trabajadores les pide una subida del 13%. La línea roja es la responsabilidad de una administración que gestiona un presupuesto que se paga con los impuestos de todos los gallegos.

—¿Tienen un cálculo estimado de cuánto retraso se va a acumular en los juzgados gallegos?

—Habría que verlo cuando finalice la huelga. Esa evaluación de daño ni siquiera la podemos hacer nosotros porque las estadísticas las tiene el CGPJ, salen trimestralmente, y ahí tendremos datos certeros. Al mismo tiempo, no se están haciendo trámites alegando que no entran en servicios mínimos. No estamos de acuerdo con eso porque son trámites que afectan directamente al ciudadano, como los de registro civil. La Xunta mantiene que eso sí entra en servicios mínimos, y así se lo comunicamos al presidente del TSXG. Los daños en toda huelga son importantes, pero en este caso hay perjuicios que se le están causando al ciudadano que, incluso habiendo huelga, no deberían estar causándose.

—¿Ha echado en falta un pronunciamiento más contundente de la judicatura por los efectos de este paro indefinido?

—Los representantes de los jueces sabrán cómo pronunciarse ante esta situación. Nosotros creemos que cuando tenían que posicionarse sobre determinadas actuaciones, como esta que he comentado del registro civil, deberían haberlo hecho.

—¿Cómo se va a recuperar el trabajo atrasado? ¿Con horas extras?

—Habrá que hacer un plan de recuperación. No sería razonable el planteamiento que se está haciendo desde algunos sindicatos de que todo lo que se detrajo de salarios por la huelga se va a recuperar en horas extras. Si están en eso, ya le puedo decir que ni desde la Xunta ni desde la sociedad se entendería. En ese plan de recuperación se contará con los funcionarios, pero no es razonable que todo lo descontado se recuperará por horas extras y por tanto el saldo sea cero.

La oposición: «Está teniendo un papel irresponsable. Gobiernan en muchas diputaciones y concellos. Quisiera ver qué responderían a una petición de subir un 13%»

—La negociación parece que tiene un debate más profundo: la igualación de los salarios de los trabajadores con independencia del territorio. ¿Teme que este debate se abra para todos los empleados públicos?

—Ese es el quid de la cuestión. Nosotros defendemos que los funcionarios de Galicia tienen que estar en una media. Incluso un poco por encima. Pero de ahí a decir que la única igualación válida es por arriba, como plantean algunos sindicatos... Hay sindicatos más preocupados por las próximas elecciones sindicales que en llegar a un acuerdo. Es nuestra percepción y creo que la de muchos ciudadanos.

—El acuerdo adoptado por Montoro en Madrid con los sindicatos para subir ese 6% lo va a pagar la Xunta con sus recursos...

—Efectivamente. Es un acuerdo que vamos a tener que asumir con nuestros medios no solo las autonomías, sino también las corporaciones locales. Yo he echado de menos más diálogo con las administraciones que van a tener que pagar esa subida. En esta huelga de justicia he tenido que oír algún sindicato decir que nosotros no podemos hablar de esa subida del 13% porque el 8% de Montoro es una cosa acordada a nivel general. Yo vuelvo a decir: eso se paga con el presupuesto de la Xunta.