José Luis Gascó - Con detalle

Con detalle José Luis Gascó

«Aprovechar la tecnología para mejorar negocios tradicionales no es solo lícito, es una obligación»

Benidorm, uno de los motores turísticos de la provincia
Benidorm, uno de los motores turísticos de la provincia - JUAN CARLOS SOLER

Este es el título que identificará la sección quincenal en la que hoy comienzo a publicar en ABC y en la que quiero hablar de una de nuestras actividades básicas, más que un sector económico, el Turismo.

«Con detalle» porque en el contexto tan competitivo que tenemos en todos los sectores, y probablemente en el turismo como en ningún otro, el éxito está en los detalles, en las pequeñas cosas que muchas veces marcan la diferencia entre lo bueno y lo excelente. Y nuestra aspiración es la excelencia, la conformación de una experiencia turística segura a la vez que siempre sorprendente.

«Con detalle», además, porque pese a las limitaciones objetivas de espacio que tiene una columna como ésta, intentaré dar las claves básicas de la que, en mi opinión, es la gestión correcta de cada uno de los procesos que aborde.

Y «con detalle», finalmente, porque intentaré no obviar ninguno de los problemas que afectan a los diferentes sectores que configuran nuestra actividad, abordándolos desde las propuestas de solución que deberíamos aportar para resolverlos.

Con detalle, de manera muy concisa, empiezo con una breve reflexión acerca del que se considera uno de los temas más novedosos: el que se ha llamado turismo colaborativo o turismo p2p (persona a persona) y que no es más que el alquiler de siempre de casas (o habitaciones) entre particulares, construido sobre potentes plataformas informáticas que facilitan el intercambio, sin adquirir responsabilidad en una transacción por la que ingresan una comisión tanto del inquilino como del propietario del espacio arrendado, en un tipo de actividad en gran medida no regulada o no controlada correctamente, lo que incorpora riesgos para los turistas a la vez que competencia desleal para los establecimientos tradicionales –seguros, impuestos, plantillas, etc.-, así como riesgo reputacional para el destino.

Soy de la opinión de que no se pueden poner puertas al campo, y aprovechar la potencia de la tecnología para mejorar los negocios tradicionales no solo es lícito, sino incluso una obligación en los imprescindibles procesos de mejora continua a los que deben someterse todos los negocios y todas las actividades. No se pueden limitar las aportaciones de este tiempo nuevo, pero esas aportaciones tienen que someterse a las mismas condiciones de legalidad que soportan los participantes tradicionales en el sector. Otra cosa no es modernidad, es atajo injusto.

José Luis Gascó es Catedrático de Organización de Empresas y Director del IUIT

Toda la actualidad en portada

comentarios