Imagen de archivo de una bodega
Imagen de archivo de una bodega - ABC
Economía

Las ventas de cava valenciano baten nuevos récords este año frente al estancamiento del catalán

Las bodegas de Requena y Utiel crecen a un ritmo del 15% y esperan con optimismo la campaña de Navidad

VALENCIAActualizado:

El cava valenciano se hace fuerte en los mercados frente a sus competidores catalanes. Requena es el único municipio de la Comunitat Valenciana que está incluido en la Denominación de Origen protegido Cava. Pese a ello, las ventas encadenan varios años de aumentos de dos dígitos y superan con creces los siete millones de botellas.

A falta de datos oficiales del conjunto de productores, algunas bodegas como Vicente Gandía han hecho públicas sus previsiones, que pasan por vender un millón de botellas, lo que representa un incremento del dieciséis por ciento respecto al año anterior.

Por su parte, la bodega Pago de Tharsys explica que en los tres primeros trimestres del año, el incremento de la facturación ha sido de un 15 % en volumen y «las previsiones para la campaña de Navidad son buenas ya que seguimos fidelizando con el cliente fijo y hemos ganado a clientes potenciales», según informa Efeagro.

El grueso de las bodegas se encuentra en las localidades de Utiel y Requena, que han alcanzado en los últimos años fama internacional por la calidad de sus caldos. De hecho, más del sesenta por ciento de la producción se destina a las exportaciones. Países como Alemania, Suecia, Japón, Holanda o Bélgica se encuentran entre los principales mercados internacionales del cava elaborado en la Comunidad Valenciana.

El auge de los espumosos valencianos ha coincidido con el proceso soberanista en Cataluña, su gran competidora en España. Las bodegas de Utiel y Requena tratan de desligar el factor político y apelan a la excelencia alcanzada por sus productos, la fidelización de los clientes y la proyección internacional como explicación del auge de sus ventas. De hecho, la facturación del conjunto de productores de cava en nuestro país (concentrados especialmente en Cataluña) apenas crecerá este año entre un uno y un dos por ciento, frente a los incrementos del quince por ciento de los caldos valencianos, que esperan con optimismo la campaña de Navidad (donde se concentra la mitad de la venta anual).

Productores emergentes

Según los datos difundidos por Efeagro citando al Institut de Cava, en los nueve primeros meses del ejercicio, las ventas de espumosos rondaron los 160 millones de botellas (frente a 158 millones en 2015 por esas mismas fechas) y, del total, 105 millones correspondieron a la exportación. El año pasado se cerró con una producción de 244 millones de botellas.

Al margen de la Comunidad Valenciana, otras zonas de España productoras de cava, como Extremadura o Aragón también registran incrementos muy superiores a los previstos por los caldos catalanes, que con todo siguen copando el grueso de la producción tanto por botellas como por número de botellas.