Hospital La Fe de Valencia
Hospital La Fe de Valencia - ROBER SOLSONA

ValenciaUn guardia civil de paisano se juega la vida para que no atropellen dos veces a una mujer

El agente ha parado el tráfico de noche sin uniforme y ha estado a punto de ser arrollado al auxiliar a una paciente del hospital que cruzaba temerariamente una avenida de varios carriles

VALENCIAActualizado:

Un guardia civil fuera de servicio ha arriesgado su vida al auxiliar dos veces a una mujer para evitar que fuera atropellada cuando intentaba cruzar el Bulevar Sur, a la altura del Hospital La Fe de Valencia, sin respetar las señales de tráfico. Esta persona, según explica el Instituto Armado, se encontraba en un alto estado de nerviosismo y explicaba que su único propósito era acceder al centro sanitario.

La situación de peligro se produjo el pasado 25 de febrero, sobre las 19.40 horas, cuando un agente fuera de servicio destinado en el Puesto Principal de Sueca, se encontraba circulando con su vehículo particular por la ciudad de Valencia, en concreto por el Bulevar Sur en dirección al Hospital La Fe.

En ese momento, observó cómo una mujer se lanzaba desde la acera hacia la circulación por lo que un coche se vio obligado a esquivarla para no atropellarla. Inmediatamente, el agente decidió detener su vehículo en un lateral e ir parando la circulación hasta lograr alcanzarla, aunque estuvieron a punto de ser atropellados los dos debido a la velocidad de los vehículos que circulaban por dicha zona y a que era de noche.

Nerviosa

Debido a su estado de nerviosismo, el guardia civil tuvo que sujetarla y acompañarla hasta una zona segura. Una vez en la acera, intentó hablar con ella para calmarla pero esta persona solo decía que tenía que entrar en Psiquiatría del hospital La Fe y llegaba tarde, volviendo a cruzar el Bulevar sin reparar en los vehículos que circulaban por la vía en esos momentos.

Por ese motivo, el guardia civil volvió a salir corriendo detrás de ella para intentar parar la circulación, esta vez en ambos sentidos debido a que había logrado pasar una parte del Bulevar volviendo a socorrerla y, evitando un mal mayor, la trasladó a un lugar seguro.

El agente de nuevo tranquilizó a la mujer diciéndole que la iba a compañar a urgencias del hospital. Posteriormente, acudieron al lugar agentes de la Policía Nacional, identificándose el actuante como guardia civil e informándoles de todo lo que había ocurrido para que tomaran precauciones con esta mujer ya que se había lanzado al Bulevar en dos ocasiones.

Finalmente, la mujer fue traslada sana y salva a Urgencias de dicho hospital.