Imagen de parte del material confiscado por la Guardia Civil
Imagen de parte del material confiscado por la Guardia Civil - ABC
SUCESOS

Lo último en robos ante la Navidad: descubren a dos hombres con 10.000 juguetes sustraídos

Los ladrones fueron sorprendidos por la Guardia Civil en un almacén de la localidad de Manises

VALENCIAActualizado:

Los amantes de lo ajeno agudizan su ingenio en función de la época del año. En esta ocasión, agentes de la Guardia Civil han detenido a dos personas cuando presuntamente pretendían sustraer unos 10.000 juguetes de un almacén en el polígono industrial de La Cova de Manises (Valencia), según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Los detenidos, de nacionalidad portuguesa, estaban en una furgoneta con las luces apagadas justo a la salida de un almacén cuando fueron sorprendidos por los agentes, que se incautaron de cerca de 10.000 juguetes de pequeñas dimensiones.

La operación se llevó a cabo el 20 de diciembre dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil para evitar todo tipo de robos en la provincia de Valencia. Los agentes de la Guardia Civil de Aldaia, que prestaban servicio de seguridad ciudadana, sorprendieron sobre las 02.00 horas de la madrugada a dos individuos cuando circulaban con las luces apagadas en una furgoneta con el portón trasero abierto a la salida de un almacén del polígono de La Cova que se encontraba forzado.

Tras inspeccionar el vehículo observaron como en su interior se encontraban 23 paquetes de grandes dimensiones que contenían juguetes de pequeñas dimensiones. Los ocupantes del vehículo no demostraron la licita procedencia de los efectos que se encontraban en la furgoneta, por lo que los agentes contactaron con el propietario del almacén, que verificó que los juguetes eran de su propiedad.

Por ello se procedió a la detención de dos hombres de 22 y 45 años y de nacionalidad portuguesa como presuntos implicados en un delito de robo con fuerza. Los agentes recuperaron los cerca de 10.000 juguetes sustraídos que fueron devueltos a su legítimo propietario.

Las diligencias han sido entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Quart de Poblet.