Imágenes del acoso del grupo de independentistas al matrimonio en Valencia el 1-O - @LuciaSeva

Twitter«Puta española y fascista»: la historia del matrimonio acosado por independentistas el 1-O en Valencia

La mujer víctima de la persecución critica que Mónica Oltra «no recuerde lo que ha hecho» cuando afirma que comparar sus agresiones con un escrache «es hacer cobertura del fascismo»

VALENCIAActualizado:

«Lo más suave que me llamaron fue puta española, asesina y fascista». Había salido con su marido a comer por el centro de Valencia, a dar un paseo, hacer unas compras... lo normal de una tarde de fin de semana. Pero no era un día más para la sociedad española; era el famoso 1-O. El día del referéndum ilegal de Cataluña. Un día en el que por la mañana, cientos de personas habían salido a las calles del centro de la ciudad convocadas por la asociación Ahora España y España 2000 «en defensa de la unidad nacional y contra la independencia». Entre ellas se encontraba este matrimonio valenciano, los dos con sus banderas nacionales. Horas más tarde, ambos (cuyos nombres se mantienen en el anonimato por seguridad) fueron agredidos y perseguidos por la calle por un grupo «de más de 200 independentistas».

Las imágenes fueron grabadas por una vecina desde su balcón y compartidas en Twitter, pero no llegaron a tanta gente como las agresiones que sufrieron por parte de grupos ultras los manifestantes de izquierdas y nacionalistas el 9 de octubre. «La izquierda tiene más peso», opina la víctima. Aquel 1-O, una masa «enfurecida» les acompañó hasta casa. «Nos iban tirando piedras pequeñitas, nos escupían, nos daban patadas y golpes por la espalda... Uno de ellos se le acercó a mi marido a la oreja y le susurró: "Date por muerto, fascista cabrón"», relata a este diario la mujer. Desde entonces, asegura que por las noches tocan al timbre. «Debieron de seguirnos».

[«Valencia será la tumba del fascismo. No pasarán»: la CUP y Arran convocan una marcha para el sábado 28]

En las imágenes difundidas en Twitter se aprecia el final de la persecución, en la que dos policías locales de Valencia hacen frente como pueden a la agresión que, «por supuesto», el matrimonio denunció en comisaría. «Yo no estoy bien de salud, tengo taquicardias y hace años tuve un derrame cerebral; pero me hice fuerte. Cogí a mi marido y solo pensaba en salir de allí cuanto antes». Por esta agresión hubo, al menos, una detenida; una joven que le «plantó» la bandera republicana frente a ellos y que, según indica la víctima, llegó a decirles que la culpa la tenían ellos mismos «por provocarles».

Después de lo que les ha pasado a su marido y a ella, esta valenciana de 61 años explica que sabe muy bien lo que es «ser agredida, humillada, insultada y maltratada», por lo que pide que la sociedad valore a los cuerpos de seguridad por «todo lo que han aguantado en Cataluña» desde que Puigdemont comenzara con el proceso secesionista.

«Mónica Oltra, entendemos cómo se siente»

Este jueves, Mónica Oltra sufrió un episodio de acoso en su domicilio por parte de miembros del partido de ultraderecha España 2000. Tras este, la vicepresidenta del Gobierno valenciano declaró que «comparar su acoso con un escrache es hacer cobertura del fascismo». Al respecto, el matrimonio le transmite el apoyo a la líder de Compromís por las agresiones verbales sufridas, pero creen «injustificables» sus quejas por lo que le hicieron, porque, explican, «compararlo con una agresión como la que sufrimos nosotros es una burla».

Además, le reprochan su falta de autocrítica: «Parece que Oltra no recuerde lo que ha hecho y lo que ha dicho cuando era una cara poco conocida. Su comentario arenga aún más a esa izquierda extremista y anárquica».