Juan Zumalde - VERLAS VENIR

La tuerca

«El secretario general de Podemos se ha comprado un chalet propio de un millonario»

Juan Zumalde
Actualizado:

Contaban que hace años, en la fábrica de Rolls Royce, un operario colgó una tuerca con un hilo de pita en un lugar poco accesible, de forma que el coche al circular tintineaba de forma anormal. El propietario, contaban, acudió en varias ocasiones a la casa sin que nadie encontrase el problema. Después de varios intentos fallidos, un técnico se empeñó en desmontar lo que fuera necesario y lo encontró. La tuerca colgada de la pita y una nota que ponía: “Encontraste la tuerca maldito millonario”.

El relator de la anécdota era un tío poco fiable. Pero la anécdota de la tuerca se me quedó en el disco duro por parecerme divertida. Una suerte de venganza épica del pobre operario de la Rolls que fabricaba un producto que jamás podría comprar y con una tuerca hacía su pequeña revolución. No se como acabó sus días el trabajador, pero supongo que, efectivamente, nunca tuvo un Rolls.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el que saltó a la fama con su programa de televisión La Tuerka, ese que dijo que no se podía dejar la política en manos de millonarios, se ha comprado un chalet propio de un millonario, lo que es el primer paso, si no el último, para ser eso, un millonario. 600.000 pavos en Galapagar. Tela.

Imagen de Pablo Iglesias e Irene Montero tomada en el Congreso
Imagen de Pablo Iglesias e Irene Montero tomada en el Congreso - JAIME GARCÍA

Y los medios han explicado hasta cómo se va a financiar: a medias con su pareja, con préstamo de padres (¿lo declararán al fisco o evitarán la tributación de la donación de padres a hijos?), nos han mostrado galerías de fotos (pedazo chalet oiga) y todo eso. Vamos, que lo siguiente va a ser la portada del Hola.

Estoy seguro que este asunto tiene una tuerka colgando de un hilo en algún sitio. Y que en realidad es una maniobra de Iglesias para dejarnos a todos atónitos cuando se descubra que -yo qué sé- en realidad el chalet se ha comprado con un crowfounding multitudinario con el fin de que sirva de alojamiento a personas desprotegidas y que en Iglesias y Montero van a hacer allí una suerte de voluntariado. En fin, que mientras se descubre la verdad, que se descubrirá, yo voy a seguir buscando la tuerka.

Juan ZumaldeJuan Zumalde