Instalaciones de A Punt, una de las empresas públicas a las que se aplicará la exigencia del concurso de oposiciones
Instalaciones de A Punt, una de las empresas públicas a las que se aplicará la exigencia del concurso de oposiciones - ROBER SOLSONA
Laboral

Los trabajadores de empresas públicas deberán superar un concurso de oposición en la Comunidad Valenciana

La Generalitat ofertará mil plazas de empleo fijo en un plazo de tres años para regularizar la situación

VALENCIAActualizado:

La Comisión de Diálogo Social del sector público instrumental, integrada por la Conselleria de Hacienda y sindicatos, ha alcanzado este jueves un acuerdo para que los empleados accedan a los puestos de trabajo mediante un concurso oposición, con el fin de evitar los contratos "a dedo".

Es "un acuerdo histórico" que pone fin a "una situación kafkiana y a un mundo opaco, regido por la arbitrariedad donde el personal entraba 'de cabotà', por afinidad ideológica o amistad", según ha manifestado el conseller de Hacienda, Vicent Soler, a los periodistas tras la firma del acuerdo con CCOO, UGT e Intersindical.

Para cubrir las plazas del sector público, cada empresa pública sacará una convocatoria de concurso oposición, de la misma manera que se hace en la administración pública, y los tribunales que examinarán estarán conformados por representantes de la Conselleria correspondiente, y los de las empresas tendrán voz pero no voto.

Entre las empresas del sector público que afectará este acuerdo están À Punt, Sociedad Proyectos Temáticos, FGV, IVACE, CACSA, IVF y Vaersa.

Con ello se pretende fijar una normativa "clara y transparente" que permita el acceso a esas plazas con un tratamiento similar a la función pública, en el que los principios de mérito y equidad presidan la selección de plazas, ha insistido Soler.

Las convocatorias de plazas se sacarán dentro de una oferta de empleo público que debe aprobarse en tres años, y han de estar publicadas en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana antes de finalizar el primer semestre de este año.

Según las estimaciones, se podrían convocar unas mil plazas del sector público y los consorcios dentro del límite que marca la ley en la tasa de reposición y las excepciones que recoge para generar empleo y reducir la temporalidad.

Temporales antes de 2005

En esos supuestos se encontrarían los puestos temporales de antes de 2005 y de antes de 2016, y los indefinidos no fijos por sentencia.

Con una tasa de temporalidad del 20%, en el sector público existen algo más de 1.000 plazas ocupadas temporalmente, y el objetivo del acuerdo es reducir la temporalidad a un máximo del 8% mediante las ofertas de empleo público.

El acuerdo garantiza la convocatoria como mínimo del 40% de las plazas vacantes que no estén ocupadas por personal fijo, existentes en cada entidad para su cobertura por promoción interna y, una vez cubierta esta fase, se ofertarán y convocarán en turno libre todas las plazas susceptibles de ser convocadas con los límites de la tasa de reposición y de estabilización previstos en los Presupuestos Generales del Estado.

Se garantiza la reserva del 7% de plazas mínimos para personas con diversidad funcional, y cualquier duda se remitirá a la Comisión de Diálogo Social para que decida.

El procedimiento de selección será una fase de oposición, obligatoria y eliminatoria, que será el 60 % de la nota final, y una de concurso (40 %).

El conseller ha lamentado que durante los gobiernos del PP solo una empresa pública tenía relación de puestos de trabajo.

El sector público instrumental de la Generalitat cuenta con una plantilla de 6.000 trabajadores, según las estimaciones de la Conselleria, ha informado Soler.