Puig, Sánchez y José Luis Ábalos, este lunes en Valencia
Puig, Sánchez y José Luis Ábalos, este lunes en Valencia - MIKEL PONCE
Contratos fraccionados

Pedro Sánchez se pone de perfil sobre su alcalde procesado por prevaricación en Alicante

El secretario general del PSOE no tiene opinión sobre el caso y deja a la agrupación socialista local mantener o apear a Gabriel Echávarri

VALENCIAActualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha puesto de perfil sobre la espinosa situación de su alcalde en Alicante, Gabriel Echávarri, procesado por presunta prevaricación en el fraccionamiento de contratos por un importe global de 190.000 euros y que se niega a dimitir. En el ámbito local, desde Guanyar Alacant (Esquerra Unida y Podemos) habían exhortado al líder nacional de los socialistas a apartar a su cargo en coherencia con la línea roja del partido de no tolerar la continuidad de cargos públicos investigados (antes procesados).

Preguntado en Valencia por esta situación en Alicante, Sánchez ha manifestado que no tiene una "posición" definida y que la agrupación local socialista de este municipio será la que "tomará las decisiones que tenga que tomar". También el presidente del PSPV-PSOE, Ximo Puig, se ha mantenido hasta ahora al margen de esta crisis por la que su partido gobierna esta capital con tan solo seis concejales de 29 que hay en la Corporación.

Otra causa

Echávarri también está inmerso en otra causa judicial por el despido de una interina, que es la cuñada del portavoz del grupo municipal popular, Luis Barcala. Esta decisión, además, la anunció en Facebook aunque luego retiró el comentario y la empleada municipal volvió a ser readmitida a instancias del resto de grupo municipales en votación plenaria.

El PSPV-PSOE gobierna en minoría después de que las formaciones de Guanyar y Compromís renunciaran a sus competencias en el gobierno local de Alicante por este doble escándalo, el presunto fraccionamiento de contratos en el área de Comercio -por el que también se investiga a dos asesores del alcalde, además, por posible usurpación de funciones- y el despido de la funcionaria interina como represalía por la denuncia que había presentado el PP, al ser familiar del portavoz de los populares.