Pasajeros descienden de un avión de Ryanair en el aeropuerto de Alicante
Pasajeros descienden de un avión de Ryanair en el aeropuerto de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Seguridad

Ryanair reclama prohibir la venta de alcohol en los aeropuertos tras tener que desviar un vuelo

La compañía reitera su petición para limitar el consumo de los pasajeros a dos bebidas y que no se oferte antes de las 10 de la mañana

ALICANTEActualizado:

La compañía aérea Ryanair vuelve a reclamar la prohibición de la venta de alcohol en los aeropuertos y restricciones a su consumo a bordo después del incidente sufrido este miércoles en un vuelo de Dublín a Alicante, que tuvo que desviar para aterrizar en Santander y que la Guardia Civil desembarcara detenida a una pareja en actitud agresiva, con síntomas de embriaguez.

Este altercado «es precisamente la razón por la cual hemos solicitado cambios para prohibir la venta de alcohol en los aeropuertos, como limitar el consumo de los pasajeros a dos bebidas alcohólicas o no permitir la venta de alcohol antes de las 10 de la mañana», han explicado fuentes de Ryanair. A juicio de los representantes de la aerolínea, «es responsabilidad de los aeropuertos introducir medidas preventivas para paliar el consumo excesivo de alcohol y los problemas que conlleva, en vez de permitir que los pasajeros beban en exceso antes de sus vuelos».

El citado vuelo del 10 de enero tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, no previsto, después de que dos pasajeros se mostrasen problemáticos, fueron desembarcados y arrestados. «No toleraremos comportamientos disruptivos en ningún caso y la seguridad y comodidad de nuestros clientes, tripulación y avión son nuestra máxima prioridad. Este asunto está ahora en manos de las autoridades locales», han añadido desde Ryanair.

Precedentes

No se trata de la primera ocasión en que la compañía de bajo coste apela a un cambio en la normativa. «Esto se convierte en un problema cuando los vuelos están retrasados y los aeropuertos no imponen un límite en la venta de alcohol en los bares y restaurantes», subrayó un directivo de Ryanair en agosto pasado.

De hecho, la aerolínea irlandesa ya ha prohibido a sus clientes consumir en sus vuelos el alcohol adquirido en la zona libre de impuestos de los aeropuertos, en los trayectos de Glasgow Prestwick y Manchester a las ciudades españolas precisamente de Alicante -el vuelo ahora perturbado- e Ibiza no se permite llevar bebidas alcohólicas en cabina. Y en agosto ya hizo un llamamiento a las autoridades para que adopten medidas urgentes.