POLÍTICA

Ribó: «Hemos retirado símbolos católicos para aumentar el grado de libertad»

La decisión de adecuar las salas del tanatorio y del crematorio se ha hecho a petición de «familias»

Imagen de Joan Ribó, alcalde de Valencia
Imagen de Joan Ribó, alcalde de Valencia - EFE

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, defendió ayer que no hay motivo para la polémica tras la decisión del Ayuntamiento de retirar los símbolos católicos del tanatorio y crematorio municipales. Así «aumenta el grado de libertad de todos los valencianos, los que son católicos y los que no».

«La polémica es poca y no tiene sentido», aseguró Ribó antes de participar en un acto con universitarios. El Ayuntamiento ha adaptado los locales «que son de todos los vecinos, el tanatorio y el crematorio, a la posibilidad de que todas las personas puedan escoger el tipo de símbolo que quieren o incluso ninguno si así lo quieren. Hasta ahora había símbolos de solo una confesión religiosa, la católica, que es la más importante, pero a partir de ahora, los católicos podrán disfrutar de sus símbolos y los que no son de los suyos», sentenció el alcalde. En su opinión, están «democratizando los símbolos ante un hecho tan importante como la muerte y que no se obligue a las personas de una confesión religiosa a estar ante los símbolos que no son suyos».

De hecho, aseguró que la decisión de adecuar como «neutras» las salas del tanatorio y del crematorio municipal se ha llevado a cabo para atender las «peticiones de familia» que había en este sentido. Hasta ahora, «había una sala en la que no había ningún tipo de símbolos» pero «era una sala muy pequeña».

Toda la actualidad en portada

comentarios