Alexis Marí - A CARA DESCUBIERTA

Presupuestos por supuesto...

«Una recomendación si me la permiten. No jugaría con Podemos»

Alexis Marí
Actualizado:

Presupuestos. Dícese del cálculo anticipado del coste de una obra o un servicio, o del conjunto de gastos e ingresos previstos para un determinado período de tiempo. Y si este balance está consensuado pues sería el resultante de lo que ha debido de hacer este gobierno de la Generalitat Valenciana. Dicho esto, ¿ha sido así? Creo que no.

Más bien están “saliendo imprevistos” pero no en las partidas presupuestarias, que también, sino en las actitudes entre los miembros del Consell y los partidos que lo apoyan y sustentan. Una cosa son los presupuestos y otra distinta, lo que se supone que se debería presuponer de los presupuestos. ¿Nos hemos perdido ya? ¿No? Pues esperen, que lo que viene de aquí a la semana que viene va a ser interesante, y quizás para algunos estresante. Para los que se encargan de “coser el balón de los presupuestos” para jugar el partido de la gestión del ejercicio 2018.

Se suponía que Podemos-Podem iba a respaldar al Consell en la Ley de Acompañamiento. ¡Veremos! Pero se podría producir la misma situación que en semanas atrás, donde de la noche a la mañana pasó Podemos de un sí a esa Ley de Acompañamiento, a un quizás y finalmente a una abstención que hicieron tambalearse las piernas a un Consell ya cada vez más frágil en cuanto a la estructura de ese edificio que era, y ya conjugo en pasado, fue, el pacto del Botánico. Error por parte de PSPV y de Compromis de no “verificar”, de no “apuntalar” una gestión tan relevante. Fácil no lo van a tener. Conociendo a Antonio Estañ, capitán general de Podem en la Comunitat Valenciana, o el Consell aprieta los dientes a tope sin romper el palo o veo unos presupuestos alargados como chicles. Prolongados y amenazados en cuanto a cuestiones fundamentales para el propio Consell. Una recomendación si me la permiten. No jugaría con Podemos. Yo he apretado los puños en innumerables ocasiones peleando (políticamente hablando) proposiciones no de ley, enmiendas, y un largo etcétera, pero también digo, éstos (los de Podemos) suelen cumplir cuando señalan y cuando advierten de un peligro. No se la suelen jugar a esconder cartas. Por lo tanto,,, ¡Ojo al dato!. Precaución que pueden venir curvas.

Meco, Estañ y Jiménez, de Podemos, en una imagen de archivo
Meco, Estañ y Jiménez, de Podemos, en una imagen de archivo - MIKEL PONCE

Por otra parte, se suponía también que el Consell no iba a engañarnos, a los ciudadanos, a todos, en cuanto a las cuentas públicas. El conseller de Hacienda sigue insistiendo en una causa justa, que es obvia y objetiva. Esto es, que la Comunitat Valenciana está infrafinanciada, y yo añadiría ninguneada por los gobiernos que han ido pasando por el Palacio de la Moncloa. Ambos colores políticos, Pp y Psoe no han atendido como debían a los ciudadanos de un territorio, que no son más pero tampoco menos que nadie. Hemos pasado del olvido más absoluto por parte de los gobiernos de Madrid, al ninguneo e incluso al insulto en algunos casos. No procede. Así no. Dicho esto. El Conseller de Hacienda no debería haber consignado una partida de 1300 millones de euros (casi nada) “ficticios” en los presupuestos para 2018, sencillamente porque una cosa es la reivindicación y otra distinta es que ese dinero vaya a llegar a esta Comunidad. ¿De donde va a quitar este Consell para cuadrar esas cuentas? ¿De educación, de sanidad pública, de dependencia? Lo pregunto porque yo desde luego lo desconozco, pero solo tengo claro una cosa. Puede producir una gran frustración entre colectivos, entidades, u organismos que deban recibir ese dinero. Si no está no está y así hay que decirlo, pero no elevar una ilusión como el año pasado hicieron a sabiendas de que ese dinero no tiene el aprobado (desgraciadamente) del gobierno central. Así no vamos bien. Otra historia distinta es saber que haría el ministro Montoro con un porcentaje tan alto de presupuesto que no se pudiese cumplir por no disponer de una partida que le correspondería en justicia. ¿Qué pensaría la Unión Europea de él? Seguramente pensarían que no hace bien las cosas. Ministro Montoro, toca ser justos con la Comunidad Valenciana. Presidente Puig, toca ser honesto con la Comunitat Valenciana. Eso sí se presupone, y lo daba por supuesto.

Alexis MaríAlexis Marí