Luis Barcala, portavoz del Partido Popular en Alicante
Luis Barcala, portavoz del Partido Popular en Alicante - JUAN CARLOS SOLER

El PP propone una bajada de impuestos en su moción de censura al alcalde de Alicante

El grupo popular propone varias medidas relacionadas con la economía, el empleo y los servicios públicos en el documento abierto a los demás grupos

ALICANTEActualizado:

El grupo popular en el Ayuntamiento de Alicante propone, en un documento que acompaña al anuncio de moción de censura contra el alcalde,Gabriel Echávarri, varias medidas relacionadas con la economía, el empleo y los servicios públicos que incluyen una bajada de impuestos para 2019.

Según un comunicado del PP, el grupo municipal de Alicante ha elaborado el documento "Bases para cerrar un acuerdo para salvar la legislatura 2015-2019" junto al anuncio de una moción de censura contra Echávarri "y como punto de partida para establecer unas prioridades de gobierno".

El objetivo de este documento "abierto" es "ofrecer una alternativa a la ciudad ante el bloqueo al que el alcalde y el PSOE la tienen sometida", pues Alicante está "sin gestión, con un nivel de ejecución presupuestario cercano al 50 % y con la acción política paralizada a consecuencia de los problemas judiciales del alcalde y su posterior procesamiento".

El portavoz del PP, Luis Barcala, ha señalado: "Cualquier modelo de gestión del PSOE y el alcalde Echávarri en estos casi tres años de mandato ha sido un fracaso sin paliativos, porque no han atendido a las necesidades sociales de los alicantinos ni a las necesidades de empleo, ni a la mejora de los servicios públicos, ni al impulso del turismo, ni al mantenimiento de la ciudad".

Barcala mantiene la oferta del PP a todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Alicante y especialmente a Ciudadanos "para que reconsidere su irresponsable negativa, que dejaría a la ciudad abocada a un callejón sin salida, con un alcalde procesado o con un gobierno de izquierdas formado por PSOE y los nacionalistas de Compromís, al igual que el salido del criticado pacto del Botànic".

"Es muy grave -según el portavoz popular- que Ciudadanos obvie que tenemos un alcalde socialista que va a estar en breve doblemente procesado".

Desde el PP proponen un plan hasta final de la legislatura "destinado a impulsar el crecimiento desarrollando políticas que tiendan a reforzar la creación de empleo, la capitalidad, los servicios públicos y sociales y la industria tecnológica", y donde se puedan sacar adelante asuntos pendientes como el Catálogo de Protecciones.

Se plantea, así, el estudio de una bajada de impuestos selectiva para el año 2019 (IBI y tasas), "dirigida a sectores productivos sensibles susceptibles de crear empleo estable y de calidad, principalmente comercio minorista y pymes".

El PP admite en su documento que "hay unos presupuestos aprobados provisionalmente, con unos compromisos adquiridos" por Echávarri con otros grupos, "por importe de 21 millones de euros en números redondos añadidos a los Presupuestos y cuya financiación estaba prevista hacerla mediante modificaciones de créditos y préstamos".

Además, "está pendiente la liquidación del ejercicio 2017, y la previsión es de un superávit y un remanente de tesorería entre los 50 y los 60 millones de euros", según el grupo municipal popular.

Por tanto, añade, las últimas disposiciones del Gobierno central permitirán "la total disposición de dicho remanente sin limitaciones de destinarlo a inversiones sostenibles".