Imagen de algunos de los ocupantes de la patera llegada a Santa Pola
Imagen de algunos de los ocupantes de la patera llegada a Santa Pola - ABC
Sucesos

Una patera con un bebé a bordo llega a la costa de Santa Pola

En la embarcación viajaban cinco adultos junto a la pequeña y todos se hallan en buen estado de salud

ALICANTEActualizado:

La aparición de dos inmigrantes más en el centro urbano de Santa Pola eleva a diez el número total de indocumentados que han alcanzado la costa de este municipio del sur de Alicante a primera hora del día.

En total son ocho hombres y una mujer, que junto a la hija de entre dos y tres años de ésta última, han llegado a bordo de una embarcación a una cala de la zona este de Santa Pola.

Los inmigrantes han asegurado que tienen nacionalidad siria y que han viajado en la embarcación durante un día.

Una portavoz de Cruz Roja ha informado a Efe de que todas estas personas presentan un estado de salud "aparentemente bueno", aunque uno de los hombres ha sido trasladado al Hospital General de Elche porque tenía unas décimas de fiebre y síntomas leves de hipotermia.

Además, la niña, cuya edad se estima entre dos y tres años y que es la hija de la mujer que viajaba en la embarcación, padece una discapacidad psíquica.

Imagen de la patera
Imagen de la patera- ABC

La menor se encuentra en buen estado pero, por protocolo, también ha sido dirigida al hospital ilicitano para que un pediatra valore su situación.

La Guardia Civil ha trasladado a los inmigrantes al cuartel de Santa Pola y allí Cruz Roja les han proporcionado ropa nueva, alimentación y artículos de higiene personal.

El hallazgo de la patera, de unos 3 metros de eslora, ha sido en torno a las 7 horas en una cala de Santa Pola del este.

Tras la aparición de esta patera, la Cruz Roja de Alicante ha alertado de manera preventiva a todos equipos de atención a inmigrantes en la costa ante la posibilidad de que pudieran interceptarse más embarcaciones en las próximas horas.

La de hoy es la tercera patera que alcanza las costas de la Comunidad Valenciana en lo que va de 2017, tras cinco individuos el pasado 17 de abril en El Albir de Alfaz del Pi, y otros tres en un acantilado de Calp.