Imagen del cartel de la manifestación del 18 de noviembre difundido por grupos afines a la CUP
Imagen del cartel de la manifestación del 18 de noviembre difundido por grupos afines a la CUP - ABC
María José Ferrer San-Segundo* - DE FRENTE

Por qué no iré a «montar el pollo»

«Tras esta manifestación, sin perjuicio de la buena fe de algunos asistentes, hay intención partidista»

María José Ferrer San-Segundo*
Actualizado:

Semana tras semana leyendo descalificaciones dedicadas a quienes no comparten ‘montar el pollo’ cocinado por Oltra-Puig. Así que, voy a contarles, por qué no estaré ese día tras las pancartas:

Porque no da igual la compañía. Y no comparto nada con universos antisistema como el entorno CUP, la Plataforma Pel Dret a Decidir, o ‘pobleLliure.cat’ que convoca con el explícito lema “Front a l’Espoli de l’Estat: INDEPENDÈNCIA.”

Porque no son inocentes los propósitos. Y tras esta manifestación, sin perjuicio de la buena fe de algunos asistentes, hay intención partidista. Es revelador que prácticamente todas las declaraciones sobre un acto-contra-nadie, sean dardos antiPP.

Porque resulta peligrosa la filosofía que lo sustenta: la aún sutil, pero no inocua, evocación al ‘Espanya ens roba’. Como la manifestación que, con el mismo lema “Financiament Just”, lanzó ERC en Cataluña en 2005, y las Diadas posteriores bajo similares grito de guerra. Y no vamos a contribuir a esa hoja de ruta. Nosotros, no.

Porque es importante elegir bien el camino. En septiembre y octubre el propio President Puig declaró su optimismo tras las reuniones con Rajoy y Montoro. Y se ha señalado enero para un procedimiento que ya tiene calendario. ¿Es momento de protestas callejeras, o de inteligencia eficaz para convencer con seriedad a todos los implicados? ¿Es oportuno ‘montar el pollo’, o trabajar más?

Porque resulta de auténtica ‘esquizofrenia política’ que el PSOE encabece una manifestación por el sistema de financiación como si no tuviera ninguna responsabilidad en el problema.

Pero la tiene en el origen: se cuestiona en el acto una estructura, aprobada por quienes lo impulsan, contra la que no se manifestaron cuando había que oponerse, y por la que no han asumido ninguna de sus sucesivas culpas. Tampoco la de haber dejado solo al Consell anterior, que es quien inició la reclamación y encargó los Informes de expertos. Los mismos expertos.

Imagen del cartel de la manifestación del 18 de noviembre difundido por grupos afines a la CUP
Imagen del cartel de la manifestación del 18 de noviembre difundido por grupos afines a la CUP-ABC

Y la tiene, también, en la solución: para que la revisión del sistema se apruebe positivamente, ha de conseguirse el apoyo de otras Comunidades, siete de ellas con gobierno socialista. ¿Puede asegurar Ximo Puig que las posiciones de la Comunidad Valenciana van a tener el respaldo del PSOE de Andalucía, Castilla La Mancha, Extremadura, Asturias o Aragón? Ese es el trabajo que debería tener hecho.

Porque, además, el President tiene un serio problema: Compromís ya se ha desmarcado, anunciando un modelo propio. ¿Qué va a hacer Puig: montará un pollo-manifestación a su socio de mestizaje, o se unirá irresponsablemente al desmarque, como está haciendo con su equidistancia en tantos otros temas?

Tampoco les hemos oído formular la más mínima protesta a Oriol Junqueras que, siendo Vicepresident de la Generalitat, declaró no preocuparle que los bancos fueran a Alicante o Valencia porque eran de los ‘països catalans’. ¿Por qué no ‘montan pollos’ ante pretensiones que afectan directamente a nuestra autonomía política?

Porque se trata de un acto-trampa, tras el que el Botànic pretende esconder los errores gestión de un Consell, que dispone de 2.682 millones de euros más que el anterior en 2015. Vieja táctica la del recurrir al enemigo exterior (España, su Gobierno y el PP), para intentar ocultar la propia incompetencia.

Y, en fin, porque la unidad en los objetivos, no obliga a aceptar la imposición sobre vías, de desafío y confrontación, que no compartimos. Aun así, el sistema actual lo impuso un gobierno socialista, hubo de prorrogarse por los efectos de su nefasta gestión económica, y lo solucionará un gobierno popular. Queda dicho. Y escrito.

(*) Doctora en Derecho

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración

Diputada autonómica PPCV

Twitter: @MJFSanSegundo

Instagram: @mjfss

María José Ferrer San-Segundo*María José Ferrer San-Segundo*