Participación igualitaria en los desfiles

Los Moros y Cristianos de Alcoy se abren a la entrada de mujeres tras la presión del contencioso

El Casal cede al ver peligrar las subvenciones y los denunciantes recuerdan al alcalde socialista que hace tres años una plataforma con un millar de seguidores ya le exigía cortar la discriminación

Un momento de la Entrada de Moros y Cristianos de Alcoy
Un momento de la Entrada de Moros y Cristianos de Alcoy - EFE

La presión del contencioso presentado por dos festeros y el eco mediático han propiciado la apertura de los Moros y Cristianos a la participación de las mujeres en igualdad de condiciones en estas fiestas. La Asociación de San Jorge (ASJ), entidad organizadora, ha propuesto una reforma -largamente esperada por muchos- en la ordenanza que permitirá a hombres y mujeres desfilar juntos en el acto de la Gloria, que se celebra de manera previa cada Domingo de Resurrección.

Este episodio festero está compuesto por un festero de cada «filà» o comparsa ataviado con el diseño oficial, por lo que se hacía imposible que coincidieran 28 mujeres. No obstante, se trata de un primer paso, puesto que la salvedad de la Gloria no se mantiene para el resto de actos, en los que deberán salir hombres o mujeres por separados, sin formaciones mixtas.

La razón que utiliza la Asociación de San Jorge para esta diferenciación es estética, con la intención de no se den escuadras con distintos trajes festeros, ya que los diseños de hombres y mujeres son diferentes.

La nueva normativa para la fiesta alcoyana incluye otra salvedad en la Diana, el primer desfile oficial en los días centrales. En este acto, si la «escuadra» la forman 10 mujeres y esa filà tiene cargo, su «cabo» puede ser un hombre, dado que este se escoge de manera específica para abrir el desfile.

Los artífices en buena medida de estos primeros avances contra la discriminación, que presentaron un contencioso en el que se exigía suprimir las subvenciones municipales -más de un millón de euros en la última década- de perdurar la discriminación, han recriminado al alcalde, el socialista Toni Francés, su pasividad durante el último lustro.

«Hace tres años, como consecuencia de la creación de una plataforma, Volem-Queremos, en la que mas de mil personas compartieron que había llegado el momento de elegir al presidente de la ASJ por sufragio universal y así mismo el fin de la discriminación, desde el ayuntamiento y el Casal se prometió que en el plazo máximo de un año estaría reformado el estatuto», recuerdan en un comunicado.

En cuanto a la elección de presidente por sufragio universal «amparada por diversos informes jurídicos» acabó en una demanda actualmente recurrida, añaden.

¿Y los 353.000 euros?

Ante la «contabilidad» que aparece en la pagina web de la ASJ, en el caso del último ejercicio difundido, correspondiente a 2015, con «353.000 euros como «otros gastos», según descubrió y publicó ABC, y así podríamos citar otros conceptos», los denunciantes mantienen su reclamación de mayor transparencia.

«No conseguimos explicaciones, por supuesto documentadas, a determinados conceptos de la contabilidad, que ni ponemos en duda ni pretendemos auditar, pero sí saber en qué y para qué en el año 2015 por ejemplo nos gastamos 353.000 euros», añaden.

Y el último aspecto criticable, a su juicio, es que en noviembre se liquidaron 164.000 euros de subvención con la firma de un convenio a toro pasado, con ejercicio ya prácticamente cerrado, con carácter retroactivo y sin presupuesto.

«Esperemos sin afán de polémica haber aclarado las dudas y, por supuesto, sin ningún deseo de protagonismo ni «hacer ruido», por ello nos congratulamos enormemente de que el problema de la discriminación esté en vías de solución, la propuesta se vote positivamente y como un medio publicó en fechas recientes, se acaben de una vez los 20 años y un día desde que la primera festera con sus derechos recortados participó en nuestra muy queridas fiestas», concluyen.

Toda la actualidad en portada

comentarios