Un buceador de la Guardia Civil con restos hallados en el mar
Un buceador de la Guardia Civil con restos hallados en el mar - ABC
UN ESQUELETO EN UNA SÁBANA

El misterioso cementerio marino frente al Peñón de Ifach en Calpe

La Guardia Civil investiga un posible ritual de santería tras los hallazgos de huesos humanos enterrados hace 40 años y tirados al mar hace tres días, junto con un cuchillo, una muñeca y plumas

ALICANTEActualizado:

Un misterio todavía sin explicación ha suscitado la atención de la opinión pública: varios hallazgos de restos óseos humanos el pasado fin de semana frente al Peñón de Ifach, en Calpe (Alicante), en un improvisado cementerio marino con varios indicios que hacen barajar la hipótesis de un ritual de santería, todavía sin confirmar por los investigadores de la Guardia Civil.

Tras los primeros análisis forenses, se ha concluido que los huesos llevaban entre 30 y 40 años enterrados, de ahí el tono marrón oscuro, pero hace tan solo entre 48 y 72 horas que habían sido arrojados al mar. Todavía no hay identificación, pendiente de las pruebas de ADN, pero para añadir más enigmas, también hay restos óseos de animales, junto con otros objetos como un cuchillo y una muñeca. No se aprecian signos de violencia.

La primera sorpresa se la llevan los integrantes de una escuela de buceo, que se topan el sábado con un esqueleto envuelto en una sábana, atado como un apero, con palos y ramas, un cuenco y plumas de aves, bajo las aguas calpinas, en un entorno de paisaje paradisiaco, el puerto de Basetes.

Los buceadores de la Benemérita prosiguen al día siguiente con el rastreo por la zona, tras el primer envío al tanatorio de Villajoyosa y, a unos 300 metros localizan un segundo envoltorio, con piezas óseas de tamaño pequeño, algunas de animales, junto con un cuchillo, una muñeca, cañas y otros objetos. Ahora se encontraban a 19 metros de profundidad.

Uno de los envoltorios.
Uno de los envoltorios.- ABC

Por si faltaran elementos para la intriga, algunos testigos de la escuela de buceo aseguran haber avistado un tercer envoltorio similares, que de momento no se ha podido localizar.

Antes de aventurarse con una explicación concluyente sobre el origen de estos huesos, desde la Guardia Civil señalan que están consultando a especialistas en los rituales de santería, ya que algunos detalles no concuerdan con estas prácticas.