Imagen de Maje con su marido - ABC
Valencia

El mensaje de Maje a uno de sus amantes sobre su marido: «Quiero que se muera, lo va a pagar caro»

La mujer detenida por el asesinato de su esposo se fue de fiesta con una amiga tres semanas después del crimen

VALENCIAActualizado:

Continúan las revelaciones sobre el crimen que conmocionó al barrio valenciano de Patraix. María Jesús M. C. , conocida como Maje en su círculo de amigos, confesó a uno de sus amantes, Tomás, que había pensado en acabar con la vida de su esposo, el ingeniero Antonio Navarro, dos meses antes del crimen, ocurrido en agosto de 2017 en un garaje del barrio valenciano de Patraix.

Por el asesinato de Antonio, Maje está detenida junto con el autor confeso del asesinato, Salvador R. L. , un compañero de trabajo con el que también había tenido una relación sentimental. "Quiero que se muera, le deseo un mal, esto lo va a pagar caro", afirma en mensajes de Telegram a Tomás, fechados el 4 de junio de 2017.

Según la declaración de Tomás ante la Policía, a la que ha tenido acceso Europa Press, ambos mantuvieron una relación estable como pareja desde mayo de 2016 hasta marzo de 2017, cuando ella le dijo que no iba a separarse de Antonio, sobre el que además se inventó la farsa de que tenía cáncer.

A partir de marzo de 2017, la pareja de amantes siguió viéndose y manteniendo relaciones sexuales hasta octubre de ese año, momento en que dejaron de verse porque ella le decía que tenía mucho trabajo con las guardias en el hospital en el que trabajaba y con las "monjitas" que lo gestionaban.

En la conversación de junio de Telegram, que inició la propia Maje, la mujer le dice que había tenido "follón" con Antonio, que "no puede más", que le "agobia", que piensa que es "de su propiedad", que "le odia", "quiere que se muera", que "ojalá" lo haga" y que le desea un "mal". La detenida le dijo que había pensado "en acabar con su vida" y hace referencia a que sufre malos tratos.

Tomás explica a la Policía que, ante estas manifestaciones, él confesó que si se cruzaba con Antonio "le mataría", aunque precisó que ahora se "arrepentía" y que hizo esta declaración "porque se calentó" y pensaba que la víctima "maltrataba" a su amante. No obstante, puntualizó que en la misma conversación le instó a denunciar y que él la apoyaría porque "no merecía la pena destrozarse la vida por una rata como Antonio".

Tras enterarse de todo lo ocurrido con Salva, Tomás cree, según trasladó a los investigadores, que lo que 'Maje' estaba haciendo, al decirle que sufría malos tratos y que había pensado en acabar con la vida de Antonio, era "echarle un guante" a él mismo "para ver si aceptaba el envite y que fuese precisamente él quien matase a Antonio, como acabó haciendo Salva".

De acuerdo con su declaración, cuando supo a través de un mensaje de Telegram de Maje de la muerte del marido, el 16 de agosto de 2017, ella no le dijo la causa, por lo que se imaginó que el motivo del fallecimiento era el cáncer. De hecho, el 26 de junio de ese año ya le había dicho que Antonio iba a morirse y incluso el 30 le comunicó que había ingresado en el hospital.

Cinco días después, hablaron por teléfono y Maje le contó que lo habían matado por un robo obra de "terroristas islamistas", que suelen robar el tipo de coches que tenía su marido, un todoterreno de alta gama, según le describió.

Maje llegó a pasar con Tomás y los padres de él en un apartamento de Daimús (Valencia) el fin de semana anterior a la boda con la víctima, que tuvo lugar en septiembre de 2016. Ese mismo verano, también usó la excusa del supuesto cáncer de Antonio cuando le invitó a pasar otro fin de semana con él y otras parejas, aunque acabó yendo.

Cuando finalmente ella se casó, le dijo que no iban de viaje de novios por la presunta enfermedad, si bien luego se enteró de que sí había habido luna de miel en México.

Ante la Policía también declaró la mejor amiga de Maje, quien aseguró que Antonio no la controlaba nunca por teléfono y por eso no se enteraba de la relación que mantenía con José, un publicista con el que pasó la noche del crimen y con el que se fue a vivir poco después, según consta en el sumario.

A las tres semanas del crimen, el 8 de septiembre de 2017, ambas salieron de fiesta en Alicante y vio "muy bien de ánimo" a su amiga, lo que a ella le extrañó dadas las circunstancias.

Fue en ese momento cuando, según consta en el sumario, Maje conoció y mantuvo relaciones sexuales con un guardia urbano de Barcelona. Este hecho también extrañó a su amiga, que de Tomás no sabía nada, porque pensaba que quería a José y "pese a ello se acostó con este chico".

En el sumario también consta la declaración de una amiga y compañera de trabajo de Maje y Salva, de la que se desprende que ella la utilizó "para ganarse su confianza" y que le ayudara como testigo en la declaración de herederos. De acuerdo con esta versión, la detenida hablaba "muy mal" de la familia de su marido y advertía de que la "última palabra" en la herencia la tendría ella "y no iba a firmar nada hasta que no lo tuviera todo claro".