Imagen de Matas y Zaplana tomada en marzo de 2001 en el Palau de la Generalitat
Imagen de Matas y Zaplana tomada en marzo de 2001 en el Palau de la Generalitat - ABC
Caso Erial

De Matas a Zaplana: los ministros de Aznar que han terminado en la cárcel

Los expresidentes de Baleares y la Comunidad Valenciana mantuvieron durante años una estrecha amistad

VALENCIAActualizado:

Eduardo Zaplana Hernández-Soro se convirtió anoche en el tercer ministro de la reciente democracia española en entrar en prisión por su implicación en el caso Erial.

El primero fue el socialista José Barrionuevo, que fue condenado por la Sala Segunda del Tribunal Supremo el 29 de julio de 1998 en relación con el caso de los GAL. Barrionuevo ingresó en la cárcel de Guadalajara en 1998.

Imagen de Barrionuevo en la cárcel
Imagen de Barrionuevo en la cárcel- ABC

Dieciséis años después, Jaume Matas pasó a engrosar la lista de ministros que pisaban la prisión. El que fuera titular de Medio Ambiente a las órdenes de José María Aznar ingresó en julio de 2014 en la prisión de Segovia para cumplir una pena de nueve meses por tráfico de influencias.

Eduardo Zaplana tiene cuatro cosas en común con Matas. Han sido amigos personales, presidentes autonómicos (de la Comunidad Valenciana y Baleares, respectivamente), ministros bajo mandatos de Aznar, y los dos han entrado en la cárcel, aunque en el caso del extitular de Trabajo el ingreso por el caso Erial es provisional.

Zaplana y Matas compartían algo más que afinidades políticas. Eran amigos íntimos y compartían veraneos y partidas de pádel y torneos de golf. Unas aficiones y destinos, como el caso de la localidad castellonse de Oropesa que compartían con José María Aznar en la que época que se sentaban juntos en el Consejo de Ministros.

Imagen de Matas, Aznar y Zaplana tomada en Alcira (Valencia) en el año 2002
Imagen de Matas, Aznar y Zaplana tomada en Alcira (Valencia) en el año 2002 - ABC

Otros exministros de Aznar, como Rodrigo Rato, han sido condenados en causas judiciales (la Audiencia Nacional le impuso cuatro años de cárcel en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid) pero hasta ahora ha esquivado la entrada en prisión.

Los presidentes y altos cargos valencianos

En una autonomía como la valenciana marcada por los casos de corrupción en los últimos años, Zaplana es el primer expresidente autonómico que pisa la cárcel. Sus sucesores están investigados. José Luis Olivas, por su gestión en la presidencia de Bancaja y el Banco de Valencia. Aunque pasó alguna noche en el calabozo no ha entrado en prisión. Mientras, la Justicia investiga a Francisco Camps por la gestión de la Fórmula Uno en Valencia. Camps fue juzgado en el conocido como «caso de los trajes» en el que resultó absuelto. Alberto Fabra -actual senador del PP- es el único expresidente valenciano que no está investigado por la Justicia.

Imagen de Milagrosa Martínez tomada este jueves a su llegada a la prisión de Villena
Imagen de Milagrosa Martínez tomada este jueves a su llegada a la prisión de Villena - EFE

La sucesión de casos de corrupción que ha asolado al PP en la última década han implicado también la entrada en prisión del exconseller y antiguo portavoz parlamentario Rafael Blasco; el presidente de la formación en Castellón y de la Diputación Carlos Fabra; y, el último caso, de este mismo juevo, la que fuera consellera de Turismo y presidenta de las Cortes Valencianas, Milagrosa Martínez, por la rama del caso Gürtel relacionada con las adjudicaciones en Fitur a la trama corrupta.

A la espera de juicio por operaciones como Taula, Brugal o Avialsa quedan otros antiguos referentes del PP, como el expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus; su homólogo alicantino y también vicepresidente de la Generalitat con Zaplana, José Joaquín Ripoll; o el exconseller Serafín Castellano, quien fue detenido cuando era delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

Pendientes de sentencia quedan el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa y el antiguo vicepresidente de la Generalitat Vicente Rambla, ambos por el caso de la Gürtel relativo a la financiación del partido en Valencia.