Imagen de un AVE procedente de Madrid a su llegada a la estación Joaquín Sorolla de Valencia
Imagen de un AVE procedente de Madrid a su llegada a la estación Joaquín Sorolla de Valencia - MIKEL PONCE
Desafío separatista

Madrid supera a Cataluña como principal cliente de las empresas valencianas

Las compras de la Comunidad Valenciana a la región vecina se han reducido a la mitad en los últimos ocho años

VALENCIAActualizado:

La Comunidad de Madrid ha superado a Cataluña como el principal destinos de las ventas de las empresas valencianas. De acuerdo con un informe de la Cámara de Comercio de Valencia, el retroceso de las exportaciones valencianas experimentado en el año 2009 debido a la crisis económica «fue especialmente intenso en las relaciones con Cataluña, donde las ventas retrocedieron un 35%». Al respecto, el documento recalca que «en los cinco años siguientes el valor de las ventas de los productos valencianos» en la región vecina «no se ha recuperado, por lo que su peso en el total nacional se ha reducido en ocho puntos comerciales».

De acuerdo con los últimos datos disponibles ofrecidos por el Centro de Predicción Económica (CEPREDE), la Comunidad Valenciana vende al año productos a Cataluña por importe de 4.000 millones de euros mientras que compra a las empresas catalanes un total de 7.000. De esa forma, el déficit comercial para la Comunidad Valenciana alcanza los 3.000 millones anuales.

La estadística revela que ha cambiado la tendencia histórica de las relaciones comerciales entre Cataluña y la Comunidad Valenciana, que ha sido uno de los factores, «junto a los lazos afectivos y culturales», que ha esgrimido en las últimas semanas el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para argumentar su preocupación por el conflicto generado por los independentistas catalanes.

Frente al descenso de las ventas a Cataluña, acentuado en plena escalada de la deriva soberanista, las ventas de productos valencianos en la Comunidad de Madrid se duplicaron entre 1995 y 2008. Además, de acuerdo con el informe de la Cámara de Comercio de Valencia, «la crisis económica no incidió de forma tan acusada en el comercio (-14% entre 2008 y 2009)», y se registróuna paulatina recuperación en los cinco años siguientes, por lo que su peso en el total de ventas valencianas en el mercado nacional pasa del 10,9% al 17,4%.

Según el citado documento, «la puesta en marcha del AVE Valencia-Madrid a partir de diciembre de 2010 ha facilitado las relaciones comerciales y profesionales entre ambas comunidades autónomas».

Mientras, el informe revela que «las compras de bienes por parte de empresas de la Comunidad Valenciana a empresas sitas en Cataluña se han reducido a la mitad en los últimos ocho años». La Cámara incice que esta situación «ha agudizado el descenso del peso del comercio de bienes de Cataluña hacia la Comunidad Valenciana que ya se venía produciendo desde finales del siglo pasado». Así, Cataluña pasa de ser el proveedor del 38,4% de las compras nacionales de la Comunidad Valenciana en 1995 al 18,4% en 2014.

Por el contrario, las empresas valencianas han incrementado la demanda de bienes procedentes de Madrid, y sobre todo de Murcia, que se sitúa en 2014 como la segunda autonomía proveedora (con el 18,2% del total), con un volumen muy similar al de Cataluña.