Imagen captada en una calle del centro de Valencia
Imagen captada en una calle del centro de Valencia - ROBER SOLSONA
Economía

El macropuente de diciembre le cuesta doscientos millones de euros a la economía valenciana

El sector turístico valenciano apenas se beneficia de la concatenación de festivos en su peor mes del año

VALENCIAActualizado:

La semana más improductiva del año supondrá un coste de doscientos millones de euros para la economía de la Comunidad Valenciana. Conforme informó ABC este lunes, el macropuente que finalizará el próximo domingo genera un impacto negativo de 2.000 millones en España por la concatenación de días laborables y festivos. El diez por ciento de las pérdidas corresponden a la Comunidad Valenciana, de acuerdo con su peso en términos de Producto Interior Bruto (PIB), tejido empresarial y cotizantes a la Seguridad Social.

Aunque la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (CEHAT) sostiene que los puentes «generan riqueza, más ingresos por IVA y más contrataciones. Todo es positivo», en el caso de la Comunidad Valenciana el mes de diciembre es, junto a enero el peor mes del año para el turismo, por el menor peso de los establecimientos de interior y por la ausencia de estaciones de esquí.

En Benidorm, el principal termómetro del sector turístico en la Comunidad Valenciana, la ocupación en diciembre del pasado año cayó hasta el 71 por ciento, el peor dato de todo el ejercicio, de acuerdo con la información suministrada por la patronal hotelera Hosbec. Además, el calendario escolar de la Comunidad Valenciana no contempla puentes esta semana, lo que dificulta los desplazamientos internos de las familias.

En una región en la que el producto estrella es el «sol y playa», el macropuente de diciembre no resulta especialmente provechoso para el sector turístico y, por contra, genera pérdidas a las empresas por el aumento del «absentismo fraudulento» durante los puentes y afecta especialmente a las pymes y los autónomos.

El sector comercial es uno de los beneficiados por los puentes, aunque la actual libertad de horarios en festivos en las zonas catalogadas como de Gran Afluencia Turística está amenazada por los planes restrictivos que trata de implantar la Conselleria de Economía.

Al respecto, la patronal autonómica Cierval encabezó, a través de la CEOE, la reivindicación para que parte de los festivos se trasladaran a lunes. Una propuesta que llevó el PP en su programa electoral en 2011 pero que no se ha llevado a la práctica.

En la anterior legislatura, el expresidente de la Generalitat Alberto Fabra abrió el debate para trasladar festivos autonómicos como el 19 de marzo, pero se topó con la oposición del colectivo fallero y la propuesta pasó al cajón del olvido.