Youtube«El juguete no tiene género»: la campaña del Gobierno valenciano contra los estereotipos sexistas

La Generalitat esgrime un estudio que revela que «ni todas las niñas se asocian con el rosa, ni todos los niños con el azul»

VALENCIAActualizado:

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas del Gobierno valenciano, que dirige Mónica Oltra, ha puesto en marcha una campaña publicitaria para estas Navidades en colaboración con el colectivo Lambda, bajo el lema «El joguet no té gènere» («El juguete no tiene género»), con el objetivo de «concienciar a la sociedad en la compra de juguetes sin estereotipos de género, como un paso más en la construcción de una sociedad igualitaria, inclusiva y diversa donde tengan cabida distintas sensibilidades».

Así lo ha explicado el secretario autonómico de Inclusión y de la Agencia Valenciana de la Igualdad, Alberto Ibáñez, quien ha indicado que este año se ha decidido recuperar esta campaña publicitaria con el objetivo de que las personas adultas y las empresas, "no contribuyan a perpetuar estereotipos de género en la compra de juguetes, para educar en igualdad de género".

A este respecto, Ibáñez ha indicado que en sus primeros años, las niñas y los niños están libres de estereotipos de género, los comienzan a fabricar a lo largo de su desarrollo y a medida que se hacen mayores y son las personas adultas las que determinan que un juguete es para niños o para niñas.

En esa línea, el Gobierno valenciano acusó el pasado año a Playmobil de fomentar los «estereotipos sexistas» en una colección sobre personajes históricos.

En ese contexto, ha señalado que los juguetes desempeñan un papel fundamental en la creación de la identidad de género, "transmitiendo valores sociales y culturales determinantes para los futuros roles de los niños y niñas".

Por esa razón, ha matizado Alberto Ibáñez, adquiere tanta importancia el papel de las personas adultas a la hora de eliminar "los estereotipos en los juguetes a fomentar la espontaneidad de los niños y las niñas y ayudar a construir una mayor igualdad entre hombres y mujeres".

La campaña que la Conselleria de Igualdad realiza por segundo año, pretende según Ibáñez "visibilizar que los juguetes no tienen género" y al mismo tiempo, "propiciar un cambio para que no se quede en una simple acción publicitaria, sino que perdure como un hábito que posibilite un cambio de mentalidad" para que la igualdad y la inclusión sea "un compromiso de todos y todas para combatir los prejuicios que impiden avanzar hacia una sociedad igualitaria", ha precisado el secretario autonómico de Igualdad.

Respecto a la campaña, que se va a difundir del 14 al 18 de diciembre en televisiones, prensa escrita, redes sociales y plataformas digitales, el secretario autonómico ha señalado que se trata de una acción "transversal" que recorre los principales pilares en materia de igualdad: la igualdad de género, la diversidad y el derecho a jugar.

Alberto Ibáñez ha advertido que una de las bases sobre la que se construye y perpetúa la igualdad es, precisamente, la originada por la asignación de roles por género, que de manera "tan explícita se puede observar en los juguetes".

Además, la campaña pretende fomentar la diversidad porque "un niño puede jugar con lo que quiera y es responsabilidad de las administraciones romper las exclusiones de género que luego dan lugar a situaciones de acoso", ha indicado el secretario autonómico.

En esa línea, Ibáñez ha hecho también hincapié "en el derecho universal de cualquier niño a jugar" y como tal debe poder ejercerse "sin perjuicios ni restricciones impuestas por estereotipos rancios".

Para el secretario autonómico de Inclusión, los juguetes deben favorecer "roles respetuosos con los géneros y estimular la cooperación igualitaria" y no "encerrar al niño o a la niña en un determinado papel, supuestamente concordante con su sexo".

Al respecto, ha insistido en que "si ayudamos a fortalecer los gustos de las niñas y los niños, sean cuáles sean, reforzaremos su autoestima y sus valores de igualdad y además, fomentaremos el juego sin exclusiones por género".

El secretario autonómico de Igualdad se ha referido a un estudio financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) y realizado por el Instituto Tecnológico AIJU sobre una muestra de 500 familias sobre la multiculturalidad, estereotipos de género y diversidad funcional en el juego y los juguetes, que pone de relieve que, en líneas generales, el 75 por ciento de los españoles considera que los juguetes siguen siendo sexistas.

Otra de las conclusiones del estudio destacadas por el secretario autonómico de Igualdad, evidencia que más del 30 por ciento de las familias opinan que son los adultos y la propia sociedad los que hacen que el juguete sea sexista. De hecho, "un alto porcentaje de las familias considera que es la publicidad la que distingue entre juguetes para niños y niñas", ha subrayado.

Asimismo, según el estudio, «existe un cambio en las tendencias y preferencias de los juguetes infantiles ya que ni todas las niñas se asocian con el "rosa", ni todos los niños con el "azul". Un 55% de las niñas siguen interesadas en este color, el mundo de las princesas y la moda, pero el resto de las niñas presentan perfiles con preferencias por el mundo de los deportes, lo tecnológico, creadoras e inventoras.

El informe refleja como en el 33 por cien de los casos, las familias con hijas de 1 a 9 años han comprado para ellas juguetes de temática de superhéroes y el 35 por cien ha comprado muñecas para sus hijos varones. A su vez, casi el 60% de niños varones de España juega con muñecas.

Por último, Alberto Ibáñez ha valorado algunos cambios que "parecen ser esperanzadores y vaticinan la concienciación social y la necesidad generalizada de esa neutralidad en los padres y madres", sin embargo, ha concluido que hay que continuar trabajando para "fomentar la igualdad en los anuncios de juguetes y conseguir realmente una sociedad más igualitaria e inclusiva".