Imagen de Miguel López tomada el día de su detención
Imagen de Miguel López tomada el día de su detención - JUAN CARLOS SOLER
Alicante

El juez decreta libertad bajo fianza para el único encarcelado por el crimen de la viuda de la CAM

Miguel López, yerno de la víctima, abandonará la prisión tras abonar 150.000 euros

ALICANTEActualizado:

Libertad bajo fianza de 150.000 euros para el único encarcelado por el crimen de María del Carmen Martínez, la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, que murió tras recibir dos disparos el pasado mes de diciembre.

De acuerdo con fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), el juez que instruye el caso ha acordado la libertad provisional de Miguel López, yerno de la víctima , por lo que en el caso de que abone los 150.000 euros podrá abandonar la cárcel alicantina de Foncalent en la que se encuentra ingresado desde el pasado mes de febrero.

Miguel López permanece en prisión provisional como principal sospechoso de ser el autor material de los dos disparos que terminaron con la vida de María del Carmen Martínez el pasado 9 de diciembre en el concesionario Novocar, propiedad de la familia y que regentaba López.

Si paga la fianza, a López se le retirará el pasaporte y se le prohibirá salir de España. Además, deberá comparecer semanalmente ante la justicia, según el TSJCV.

El pasado viernes la acusación particular que ejerce el hijo de María del Carmen, Vicente Sala, defendió que su cuñado debía seguir en prisión provisional, la misma posición que mantiene la Fiscalía.

El pasado viernes terminó el plazo para presentar los escritos de alegaciones a la petición de la defensa de López, único detenido en el caso, para que su cliente fuera puesto en libertad.

El letrado defensor desistió de la vista prevista para abordar la prisión provisional de López en la Audiencia Provincial el pasado miércoles y volvió a presentar la petición al instructor por los datos que se han aportado en las testificales y en las diligencias realizadas estas semanas.

El abogado de Miguel López, este lunes en la prisión de Fontcalent
El abogado de Miguel López, este lunes en la prisión de Fontcalent- EFE

Fuentes del despacho de abogados que lleva la defensa del detenido han confirmado a Efe que su cliente abandonará el centro penitenciario de Fontcalent, en Alicante, en las próximas horas porque están haciendo todas las gestiones necesarias para depositar hoy mismo la fianza.

En su auto, hecho público por el TSJCV, el titular del juzgado de Instrucción 7 de Alicante, José Luis de la Fuente, ha prohibido también al presunto asesino el acceso a las instalaciones del concesionario de coches Novocar, que él mismo regentaba y donde la víctima falleció de dos disparos el pasado 9 de diciembre.

De la Fuente pretende impedir con esta limitación que López pueda intentar presionar a los trabajadores de la empresa, que son testigos en esta causa, para que modifiquen sus declaraciones en el futuro juicio con jurado que tiene que celebrarse en la Audiencia de Alicante.

El juez mantiene que persisten los indicios criminales contra el sospechoso, a diferencia de lo manifestado por la defensa, aunque le impone la fianza y demás medidas cautelares por un "criterio de proporcionalidad".

"El avance en la instrucción, si no ha visto desvirtuar los indicios ya referidos en el inicial auto de prisión, tampoco ha aportado apenas nuevos elementos que sustenten adicionalmente la acusación, más allá de las declaraciones de la BPSC (Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana)", señala en su resolución.

El juzgado está actualmente a la espera de recibir algunas pruebas periciales o documentales "de carácter técnico, entre ellas el análisis de los equipos informáticos intervenidos al sospechoso tras su detención, el pasado 8 de febrero.

Respecto a los indicios que apuntan a la presunta culpabilidad del sospechoso, el auto recoge que todos los testigos, a excepción de uno, "han ratificado en lo sustancial sus previas afirmaciones efectuadas en las diligencias policiales".

De la Fuente solo confiere "trascendencia" a la rectificación realizada por un empleado del concesionario en el juzgado.

Concretamente, este empleado dijo no haber presenciado cómo su jefe, Miguel López, cogía las llaves del todoterreno que su suegra acudiría a recoger el día del crimen, sino haberlo supuesto porque le había dicho antes que él mismo se encargaría de entregar el vehículo.

El magistrado reitera, por otro lado, que el sospechoso tenía un "móvil económico" para asesinar a María del Carmen Martínez, pues "resulta innegable" que las decisiones adoptadas en las juntas de accionistas de las empresas familiares Samar Internacional y Compañía Española de Resinas el 19 de septiembre del pasado año provocaron "un clima de crispado enfrentamiento".

En esas reuniones, la víctima destituyó a sus tres hijas como miembros del consejo de administración para nombrar a su único hijo varón y primogénito, Vicente Jesús Sala, como presidente, al tiempo que rechazó el reparto de dividendos entre los socios vigente hasta ese momento.

El poder que le confería a María del Carmen Martínez la denominada acción de oro, que su marido Vicente Sala le había legado a su muerte, la colocaba "en una situación de completo control de las sucesivas decisiones a adoptar en esa y las demás compañías, incluida las del grupo del automóvil dirigidas por el investigado", según el juez.

El auto añade que Miguel López tenía experiencia en el manejo de armas e incurrió en varias "lagunas y contradicciones respecto a sus movimientos posteriores al asesinato".