Desafío separatista

Independentismo en Valencia a golpe de subvención

Entidades que perciben ayudas de la Generalitat de Cataluña y los aliados de Òmnium Cultural y la ANC concentran un movimiento minoritario entre la población

VALENCIAActualizado:

Los defensores de las tesis independentistas en la Comunidad Valenciana tienen asumido que sus postulados son minoritarios en una autonomía en la que el 55 por ciento de los habitantes se sienten tan españoles como valencianos y en la que solo un 1,5 por ciento se considera únicamente valenciano. Así lo revela la «Encuesta de Valores de la Comunidad Valenciana» encargada por la Generalitat y presentada por el jefe del Consell, Ximo Puig, el pasado mes de junio.

[Consulte aquí la encuesta íntegra]

Sin embargo, al calor del desafío separatista del Gobierno catalán en los últimos años han aparecido grupos que tratan de replicar el modelo del «derecho a decidir» y que se han sumado a entidades que desde hace décadas han defendido las tesis de los «países catalanes».

Es el caso de Acció Cultural del País Valencià (ACPV). La organización dirigida históricamente por el editor Eliseu Climent ha sido una de las principales beneficiarias de las subvenciones de los sucesivos Gobiernos de la Generalitat de Cataluña, desde Jordi Pujol a Carles Puigdemont, pasando por el presidido por el socialista José Montilla y el de Artur Mas.

Imagen de los líderes de Òmniun, la Obra Cultural Balear y ACPV
Imagen de los líderes de Òmniun, la Obra Cultural Balear y ACPV- ABC

En apenas cuatro años, desde que se anunció el comienzo del proceso separatista, ACPV ha percibido más de tres millones de euros en subvenciones del Departamento de Presidencia de la Generalitat de Cataluña, encargado de abonar mediante un convenio los cerca de 700.000 euros que cuesta cada año la cuota de la hipoteca de la suntuosa sede de la entidad en el centro de Valencia.

ACPV forma parte, junto a Òmnium Cultural y la Obra Cultural Balear de la Federación Llull, que se define como «las personas que creemos en la lengua y la cultura catalanas, en la solidaridad, en la libertad, en la participación y en un futuro compartido para los paísos catalanes».

Al respecto, Eliseu Climent cree que de la misma forma que hace quince años las tesis separatistas eran minoritarias en Cataluña, en la Comunidad Valenciana se podrían revertir las encuestas que sostienen que más del 94 por ciento de la población las rechaza de plano.

La Fundación Escola Valenciana es otra de las entidades subvencionadas por la Generalitat de Cataluña (120.000 euros el pasado año) que han mostrado su respaldo a las teorías de corte soberanista. El pasado mes de febrero, suscribió un documento en favor del proceso «democrático y soberanista» de Cataluña y contra «la judicialización que pretende imponer el Estado Español».

Imagen del presidente de las Cortes Valencianas y el de Escola Valenciana
Imagen del presidente de las Cortes Valencianas y el de Escola Valenciana- ROBER SOLSONA

Mientras ACPV convoca concentraciones ante la sede del Ejecutivo central en la Comunidad Valenciana y ha emprendido una campaña en la UE para denunciar la «sucesión de ataques a la democracia del Gobierno español en Cataluña», los independentistas han encontrado nuevo aliados en la llamada Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valenciano. Una asociación aliada de la Asamblea Nacional Catalana que tiene entre sus integrantes a dirigentes de Compromís.

Amplios sectores del partido que gobierna la Generalitat Valenciana junto al PSPV se han erigido en defensores de las tesis del «derecho a decidir» muy a pesar de una de sus líderes y vicepresidenta del Ejecutivo, Mónica Oltra, partidaria de esquivar un debate del que no espera obtener réditos electorales.

Imagen de la manifestación celebrada el pasado mes de abril en Valencia
Imagen de la manifestación celebrada el pasado mes de abril en Valencia- ABC

Más allá de movimientos estudiantiles de corte radical, como el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes o el Bloc d'Estudiants Agermanats (BEA), el resto de los asideros independentistas en la Comunidad Valenciana se limita a la incipiente presencia de la CUP. A pesar de los esfuerzos de su diputada Anna Gabriel por extender los postulados secesionistas, la formación anticapitalista apenas cuenta con tres concejales en toda la Comunidad Valenciana, donde dispone de estructuras en una decena de municipios.

Calendario reivindicativo

Los partidarios de las tesis soberanistas tienen dos fechas marcadas en su calendario reivindicativo. El 9 de octubre, Día de la Comunidad Valenciana, y el 25 de abril, aniversario de la Batalla de Almansa. En ambos casos estos grupos convergen en las calles de Valencia en manifestaciones en las que se exhiben banderas indepentistas y se aboga por la articulación de los «países catalanes». Este año, la festividad autonómica llega apenas ocho días después de la fecha marcada por el Gobierno catalán para la convocatoria de la consulta declarada ilegal por el Tribunal Constitucional.