Vicente Ordaz - El Faro

La hemeroteca

«Escribí que me alegraba de que un periodista fuese ministro. Después de escuchar el discurso de Màxim Huerta, mejor dejarlo como está»

Vicente Ordaz
Actualizado:

Una canción de la década de los 70 del grupo The Bluggles decía que el vídeo mató a la estrella de la radio. Ayer, un alto cargo del Gobierno Valenciano (buena amiga por cierto) escribía en una red social “La hemeroteca nueva líder de la oposición”, tiene razón, pero la política como el fútbol son así. Màxim Huerta se ha convertido en el ministro más efímero de la democracia. Defraudó a Hacienda, y la hemeroteca hizo el resto.

Pero lo que me más me ha llamado la atención en esta historia es el discurso del ya ex ministro. Ha sido político una semana, y en ese breve espacio de tiempo, ha tenido para adquirir todos los vicios de la clase. Hay frases para enmarcar.

“Vine para dar brillo a la cultura”. Querido Màxim, la cultura brilla por sí sola. Afortunadamente no necesita de ningún ministro para que brille más

“Dimito por que amo la cultura”. Te agradecemos el servicio entonces. Pero no dimites por el amor a la cultura, dimites por que Pedro Sánchez, presidente de Gobierno, explicó en 2015 que si alguien de su confianza realizaba alguna práctica de este estilo, sería fulminantemente destituido #Esoesasí

Màxim Huerta pasa la cartera al nuevo ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, este jueves
Màxim Huerta pasa la cartera al nuevo ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, este jueves

“La inocencia no vale de nada ante esta jauría” ¿Que jauría? ¿La política? ¿La periodística? ¿Hacienda? ¿Cuál, Màxim? ¿La hemeroteca?

"Presenté un recurso, y no es una condena por fraude, si no una multa que perdí ante Hacienda para reclamar mis derechos, como tantos creadores". Por “creador” querido ex ministro, tengo otro concepto.

Pero ¿Y el deporte? También fue durante una semana ministro de Deporte. Ni una frase en su discurso de despedida. Ni una línea, ni un mínimo recuerdo. Va a ser verdad eso que apuntaba a que su mandato como ministro iba a tener mucho de cultura y poco/nada de deporte.

Huerta debió pagar a Hacienda 218.000 euros por sus ganancias. Imputando gastos y otras partidas (entre otras un apartamento en la playa) pagó solo 21.000, pues va a ser que no fue un cambio de criterio de Hacienda. Buena tarjeta de presentación para un ministro de un gobierno progresista. Hace una semana escribí que me alegraba el hecho de que un periodista fuese nombrado ministro. Después de escuchar el discurso de ayer, mejor dejarlo como está, y si eso que le saque brillo a la cultura otro, y al deporte también.

Vicente OrdazVicente Ordaz