Guillem Bertomeu - LLETRAFERIT

Hacia una política trascendente

«La Comunitat Valenciana tiene que ocupar un espacio protagonista en la agenda política nacional»

Guillem Bertomeu
Actualizado:

De un tiempo a esta parte estoy algo preocupado porque empiezo a coincidir en ciertos aspectos con Mónica Oltra, y es algo que me preocupa. Mónica, como yo, y como muchos ciudadanos estamos hartos del tema catalán, de la sobre información que ya muchas veces roza el propio “chisme” o la mentira pura y dura. Incluyendo hasta movilizaciones en nuestra Comunidad que nos hace revivir décadas pasadas, donde teníamos que salir a la calle a volver a reinterpretar quienes somos….liderados por “viejas estrellas del rock”.

La agenda nacional no puede estar supeditada desde el 1 de octubre hasta las elecciones del 21 de diciembre y después unirlo con el parón navideño. La Comunitat Valenciana tiene que ocupar su espacio, y debe de ser un espacio protagonista en la agenda política nacional. Gobierne quien gobierne, ya también hastía las campañas políticas de ir contra el otro principal partido nacional, en vez de una vez por todas ir de la mano en el bien común…..Es agotador las soflamas de que toda la culpa de lo que pasa en la Comunidad Valenciana antes era de Zapatero y ahora es de Rajoy, con el ínclito Montoro, como compañero de fechorías.

Una vez leí esta cita que quiero reproducir: “Las personas, como las ciudades, como las marcas, no pertenecen a un único país, ni a un continente, ni siquiera a quien las gobiernan, sino a aquellos que habitan en ellas”. En mi opinión la política debe de servir para transformar la vida de las personas, todo lo que no sea eso es fracasar. Y cada bronca, cada acuerdo no alcanzado, cada actitud déspota o decisión tomada de forma unilateral es fracasar en política. Y todavía más el esconderse en tirar las culpas siempre al rival.

Imagen de Puig con los empresarios tomada este lunes en Villena
Imagen de Puig con los empresarios tomada este lunes en Villena-EFE

El tema de la financiación se debe solucionar sí o sí. Ya no hay excusas. Al ciudadano ya le da igual que sea con presión en las calles a través de manifestaciones o bien en trabajo desde los despachos, pero es impresentable que desde la última reforma hace 8 años no se haya avanzado nada. El PNV ya negoció su pastel, y fue una vez más regado por miles millones de euros, tras el apoyo a los presupuestos pasados. Mientras Compromís prefirió decantarse por el “Agitprop” y hacer numeritos políticos de cara a la galería en vez de en pensar en el bienestar de los 5 millones de valencianos. Intrascendentes.

Estamos en el buen camino. Hoy han salido los datos del tráfico aéreo en los aeropuertos valencianos y estamos en cifras de récord. Valencia-Manises ha aumentado su tráfico un 18% respecto al año pasado con más de 57.000 vuelos y cerca de 6 millones de pasajeros. El Altet por su parte ha aumentado un 12% su tráfico con 83.000 vuelos y más de 12 millones de viajeros.

2018 debe de ser el año definitivo del Corredor Mediterráneo, ya que es el año donde tienen que ponerse en marcha algunas de las últimas actuaciones difíciles de tal infraestructura. AVE, que reúne a 150 de las principales empresas valencianas ha cogido esta lucha por bandera, con una campaña muy potente y bien movilizada, tanto en la Comunitat Valenciana, como en los diferentes territorios del arco mediterráneo y con un acto de reivindicación en IFEMA donde reunió a más de 1.500 empresarios. Como he titulado esta humilde columna, tenemos que ser trascendentes….si no, no seremos visibles.

Guillem BertomeuGuillem Bertomeu