Imagen de Méndez de Vigo tomada en el Senado
Imagen de Méndez de Vigo tomada en el Senado - ÓSCAR DEL POZO
Política

El Gobierno recurrirá en los tribunales el decreto de la Generalitat que margina la educación en castellano

Méndez de Vigo advierte de que no tolerará ninguna discriminación por la lengua

MADRIDActualizado:

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha advertido de que no tolerará ninguna discriminación por la lengua y acudirá a la Justicia si la Generalitat no cambia el decreto de plurilingüismo en los colegios, que solo da la máxima acreditación en inglés a los que estudian en valenciano.

De esta manera ha respondido en la sesión de control del Congreso a la portavoz de Educación de Ciudadanos, Marta Martín, que ha calificado de "chantaje en toda regla" el decreto del conseller de Educación y Cultura, Vicent Marzà, que pretende crear "valencianos de primera y de segunda", según su idioma vehicular.

Una "aberración" que los socialistas están permitiendo, ha denunciado Martín refiriéndose a un decreto que prevé solo dos horas de inglés para quienes estudian en castellano y cinco horas para quienes lo hacen en valenciano.

Méndez de Vigo ha explicado que el programa plurilingüe de la Generalitat organiza la enseñanza en seis niveles, en los niveles "básicos" estarían los que estudian en castellano, y en los "avanzados" los alumnos que optan por el valenciano.

De este modo, ha detallado el ministro, se otorga la mayor titulación en inglés a aquellos escolares que se han decantado por el valenciano.

También ha dado cuenta de los pasos que ha dado su ministerio una vez que la Comunidad Valenciana publicó este decreto, el pasado 6 de febrero, ordenando a la Alta Inspección Educativa que lo analizara y "no antes" porque no podía hacerlo.

Y una vez conocidas por su ministerio estas consideraciones, envió el 10 de marzo una "carta de colaboración" a la Conselleria, que es ahora quien tiene que "rectificar" ese decreto.

Si no lo hace dentro del plazo establecido, ha concretado el responsable de Educación, Cultura y Deporte, se le enviará un requerimiento, y, de no ser atendido, el Gobierno iniciará un contencioso administrativo, ha avisado.

Ha recalcado así que el Gobierno velará por que "a nadie" se le discrimine y que las lenguas "sean un vehículo de comunicación y de cultura y no un arma arrojadiza".

Actuarán "con contundencia", ha dejado claro el ministro, pero siempre "dentro de ley y de la lealtad institucional".