Turistas junto a establecimientos de hostelería británicos en Benidorm
Turistas junto a establecimientos de hostelería británicos en Benidorm - JUAN CARLOS SOLER
Seminario bilateral

La Generalitat Valenciana garantiza asistencia sanitaria a los británicos tras el brexit

El presidente Puig se compromete ante el Embajador del Reino Unido a que los cien mil residentes de su país tendrán los «servicios públicos» españoles

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este viernes que los ciudadanos británicos que residen en la Comunitat Valenciana -unos cien mil- tienen garantizada la atención sanitaria a pesar del 'brexit', que ha confiado en que sea "lo menos doloroso para todos".

"Consideramos a los británicos que viven aquí ciudadanos valencianos y esperamos que su presencia se mantenga más allá de las circunstancias que provoque el 'brexit'", ha asegurado Puig durante su intervención en la inauguración del Seminario Bilateral Reino Unido-España sobre la innovación de la Salud celebrado en el Hospital la Fe de València.

Puig ha recordado que tras el referéndum que decidió la salida de Reino Unido de la Unión Europea se reunió con miembros de la comunidad británica "para tranquilizarles y garantizarles que tienen garantizados los servicios públicos y muy fundamentalmente la asistencia sanitaria" en la Comunitat Valenciana.

"Esta es la respuesta de una sociedad civilizada cuando la incertidumbre se produce sobre un derecho tan básico como es el de la salud", ha subrayado Puig, quien ha agregado que la obligación del estado social es una decisión basada en la razón ética".

Por su parte, el embajador británico, Simon Manley, ha afirmado que la Comunitat Valenciana tiene "lazos humanos y económicos muy fuertes" con Gran Bretaña, y ha precisado que quieren seguir apostando por la colaboración con Europa y España "para construir un futuro mejor para todos".

Puig ha recordado que el Reino Unido es un socio preferente" de la Comunitat Valenciana desde el punto de vista humano y comercial" y por ello, "desde el primer momento" se ha "intentado tranquilizar a la colonia británica".

"La universalización de la sanidad está contemplada claramente por nuestro gobierno y siempre hemos dicho que aquí van a estar atendidos perfectamente", ha aseverado el president de la Generalitat.

Según Puig, son "conscientes, junto con el Gobierno de España, de que el 'brexit' debe ser lo más suave posible, que no afecte realmente a las relaciones de miles de valencianos que también están viviendo en el Reino Unido".

Un 14% más de turismo

Ha destacado que en 2017 creció un 14 % el turismo británico en la Comunitat y aunque el 'brexit' puede suponer una "atemperación de las exportaciones" se ha mostrado convencido de que cuando se acaben las negociaciones y se genere un "espacio de mayor estabilidad, las relaciones seguirán siendo un factor fundamental para el crecimiento económico".

Manley ha afirmado que la Comunitat Valenciana "está en el corazón de los británicos por los millones que la visitan cada año y los miles que viven aquí" y ha confiado en lograr un acuerdo "con los socios europeos que garantice no solo la presencia británica en Valencia sino el éxito comercial de los productos valencianos tan queridos por los británicos".

El embajador británico también se ha mostrado partidario de que haya una relación "muy estrecha entre el Reino Unido, la Unión Europea, sus estados miembros y sus comunidades autónomas".

Durante su intervención en la inauguración del acto, Puig ha agradecido a los profesionales sanitarios por su apoyo en el propósito del Gobierno valenciano de mantener "bajo cualquier circunstancia la universalización de la sanidad".

A su juicio, se necesita que la reflexión sobre la futura sostenibilidad del sistema de salud forme parte de la agenda pública y ha reclamado un "nuevo consenso sobre el sistema sanitario que explore en las tecnologías que pueden ser decisivas para asegurar su sostenibilidad".

Además, ha destacado que la colaboración de los sectores público y privado siempre tiene que estar basada en la "transparencia, en la competencia, en el juego limpio, en el respeto a los profesionales y en el respeto a la ética".