Imagen del amante y la viuda del hombre asesinado en Patraix
Imagen del amante y la viuda del hombre asesinado en Patraix - ABC
Tribunales

La Fiscalía pide un careo entre la viuda del hombre asesinado en Patraix y el amante de esta

El ministerio público ha requerido esta prueba por las contradicciones en el juzgado y ante la Policía del amante, que confesó el crimen

VALENCIAActualizado:

La Fiscalía de Valencia ha pedido un careo entre la viuda del hombre asesinado en un garaje del barrio de Patraix el pasado mes de agosto y su amante, quien se confesó autor material del crimen, por sus contradicciones en el juzgado y ante la Policía.

El ministerio público ha requerido esta prueba en una vista que se ha celebrado este jueves ante el instructor del procedimiento, que se juzgará por un tribunal popular.

Según ha podido saber Europa Press, el ministerio público ha solicitado este careo fundamentalmente por las contradicciones de la viuda, conocida su en entorno como Maje, por lo que declaró primero ante la Policía y con posterioridad ante el juez.

En su primera versión, reconoció haber planificado el crimen de su marido, haber dado las llaves a su entonces amante y haber pactado con este no mantener ningún tipo de comunicación en los días siguientes al suceso para evitar sospechas.

Sin embargo, dos días más tarde, en su declaración en el juzgado, al acusado negó haber tenido cualquier tipo de participación en el crimen. Por su parte, el supuesto amante, Salvador, que era compañero de trabajo, reconoció desde el primer momento que lo hizo él solo y desvinculó a Maje del suceso.

El abogado de la viuda ha solicitado en la vista de este jueves la declaración de dos testigos, usuarios del garaje donde aparcaba el vehículo la víctima y donde se produjo el crimen.

La pareja fue detenida el pasado mes de enero --ella, de 27 años, como coautora del crimen y su amante, de 47 años, como responsable del apuñalamiento--. Ambos son de nacionalidad española.

La víctima era un hombre de 36 años que falleció a causa de ocho puñaladas en el tórax el 16 de agosto de 2017 en un garaje de València, ubicado en la calle Calamocha.

La Policía abrió una investigación tras el crimen y se centró en el entorno de la víctima, ya que al parecer la violencia del ataque y otros indicios apuntaba a que el autor o autores estarían esperando a la víctima para acabar con su vida por sorpresa, por lo que se centraron en su esposa y un compañero de trabajo de ésta.

El autor habría esperado a la víctima agazapado en el garaje junto a su coche, a la hora que iba a trabajar, y fue atacado rápidamente.