Youtube La Fiscalía pide cárcel para la madre de la niña rescatada de la cornisa en un séptimo piso

La mujer se enfrenta a la acusación de un delito de abandono temporal de menor

Imagen del lugar de los hechos - JUAN CARLOS SOLER

La fiscalía ha solicitado una pena de veinte meses de cárcel para la madre de la niña de cinco años que fue rescatada el pasado 1 de marzo por los bomberos en la cornisa de su edificio en un séptimo piso cuando se hallaba sola en el domicilio, situado en la céntrica plaza de Luceros de Alicante.

Fuentes jurídicas han informado a Efe de que el ministerio público acusa a la mujer de un delito de abandono temporal de menor al entender que creó una situación de riesgo para la pequeña al ausentarse de la vivienda.

Por su parte, la acusación particular, que ejerce el padre de la víctima y que está separado de la procesada, eleva su petición de condena para ella hasta los dos años de cárcel en tanto que la defensa pide la absolución.

Los hechos ocurrieron el pasado 1 de marzo cuando la procesada, B.A.K., dejó sobre las 21.30 horas a su hija sola en su domicilio de la plaza de Luceros de Alicante mientras que la pequeña, que ya ha cumplido 6 años, estaba dormida.

Sin embargo, ésta se despertó sobre las 22.15 horas y, desorientada, salió por la ventana del piso que da a la citada plaza en busca de su madre.

La menor se quedó sujeta a la barandilla del balcón acristalado de la casa, a una veintena de metros de altura, con el cuerpo hacia el exterior de la calle y fue vista por vecinos, que dieron aviso a los servicios de emergencia.

Según el auto del juzgado de Instrucción 1 de Alicante por el que se abrió procedimiento abreviado contra la madre hace unos meses, la niña se quedó apoyada únicamente "en un alféizar de aproximadamente 5 centímetros de grosor, con el consiguiente peligro para su integridad".

Los bomberos la rescataron sana y salva tras desplegar una escalera articulada, mientras que B.A.K. regresó a casa en torno a las 23 horas y alegó que había salido "15 minutos para ir a un gimnasio sito en la calle Gerona" de Alicante.

La madre fue detenida esa misma noche por la Policía Nacional como presunta autora de un delito de abandono temporal de menores.

Dos días más tarde compareció en el juzgado de guardia y quedó en libertad provisional, tras admitir que había cometido un error al dejar sola a la pequeña, según explicó entonces su abogado, José Javier Sáez.

Toda la actualidad en portada

comentarios