Sociedad

Una conservera valenciana alteraba la fecha de caducidad de sus productos

Un cruce de correos de Nudisco SL demuestra que la empresa vende alimentos de Marruecos como si fueran de España y manipula la fecha de consumo

Exterior de la nave de Nudisco SL en la localidad valenciana de Bocairent
Exterior de la nave de Nudisco SL en la localidad valenciana de Bocairent - JUAN CARLOS SOLER

Vender conservas procedentes de Marruecos como si fueran de España, o manipular la fecha de caducidad de un producto para retrasarla una vez vencida. Estas vienen siendo, según la documentación a la que ha tenido acceso ABC, prácticas habituales en la empresa de alimentación valenciana Nudisco SL, que desde la localidad de Bocairent abastece a supermercados y tiendas de toda España.

La firma, fundada en 1998, factura más de 50 millones de euros anuales, según los datos correspondientes al año pasado depositados en el Registro Mercantil, fundamentalmente a través de la distribución de conservas y salsas. No obstante, es propietaria también de la cadena de supermercados Vidal, que cuenta con 27 establecimientos en la Comunidad Valenciana donde vende sus conservas.

[Nudisco admite que retrasa la fecha de caducidad para vender en África]

Según los correos electrónicos a los que ha tenido acceso este diario, los responsables de Nudisco han estado manipulando sistemáticamente la información del etiquetado de sus productos para adaptarlos a sus necesidades comerciales, e incluso para poder vender latas de conserva más allá de la fecha de caducidad original. Se trata de correos internos en los que los responsables de la empresa indican a los empleados del almacén que cambien el país de origen de los productos, que modifiquen su número de lote, e incluso que alarguen la fecha de consumo de los mismos.

Correo electrónico donde se pide cambiar «Marruecos» por «España»
Correo electrónico donde se pide cambiar «Marruecos» por «España»- ABC

Así, en un correo remitido por el ejecutivo de Compras de la compañía al responsable del almacén el 10 de abril de 2015, se indica que proceda a modificar el etiquetado de un lote de sardinas en aceite, procedente de Marruecos, para que en el estuche se especifique que es originaria de España. La frase con la que se despide tras dar la orden no puede ser más elocuente: «Crucemos los dedos!!!» (sic).

Productos caducados

El cambio en el país de origen no es la única manipulación en el envasado que realiza Nudisco, según los citados correos electrónicos. El 12 de agosto de 2014, el director de Compras indica a los responsables del almacén que extiendan la fecha de caducidad de un producto ya caducado. El correo incluye el albarán del producto, un lote de 44 botes de tres kilos de «pimientos del piquillo cojonudo tiras extra» de la marca «Montey», una de las tres que comercializa Nudisco SL. La orden expresa que el lote caducó el «31/03/2014», cinco meses antes, y se pide «pasarlo a Diamir [otra de las marcas de la empresa] y extender la fecha de caducidad a julio de 2015». Es decir, indicarle al consumidor que el bote caducará un año y tres meses después de cuando lo hizo realmente. Para agilizar la venta, el directivo ordena «colocarlo en derogado».

Compras, al almacén: «El pimiento de Montey caducó el 31/03/14; pásalo a Diamir y extiende la fecha de caducidad a julio de 2015»

Este no es, sin embargo, el único correo en el que se alude a la práctica de extender la fecha de caducidad. El 8 de agosto de 2014, unos días antes, el mismo directivo se encuentra con un problema similar, esta vez referido a un lote de cubos de mermelada de fresa. En el correo indica a su equipo que tienen dos opciones: «Tirarlo (esto lo podemos hacer cuando se diga)» o bien «extender la fecha. El producto sigue siendo una base azucarada, no hay problema en darle seis meses más y ponerlo en derogado». Eso sí, admite que «como está algo más oscuro que antes no puede ser vendido como normal, tiene esa tara».

[Nudisco alargó la fecha de caducidad de algunas conservas hasta tres años]

A tenor de los correos, en Nudisco este tipo de problemas, y su solución, ha sido habitual en los últimos años. También en agosto, pero en 2013, otro directivo de Compras indica al almacén que es «urgente sanear esta mercancía porque se encuentra en malas condiciones». Se refiere a un lote de botes de encurtidos de un kilo, de los que «algún palé ya tiene problemas de salubridad». Pide «que se definan las cantidades que se pueden salvar» y «ver finalmente lo que se ha podido reetiquetar».

ABC se puso en contacto ayer con la empresa para recabar su versión de los hechos, pero la persona que atendió la llamada explicó que no había nadie disponible para ello.

Toda la actualidad en portada

comentarios