Las Falleras Mayores, Rocío Gil y Daniela Gomez, sujetando unos peces de papel momentos antes de comenzar el disparo de la mascletá
Las Falleras Mayores, Rocío Gil y Daniela Gomez, sujetando unos peces de papel momentos antes de comenzar el disparo de la mascletá - EFE
Fiestas

Las Fallas homenajean a Gabriel con peces blancos de papel en la mascletá

Las falleras han lucido el símbolo en memoria del niño asesinado en señal de duelo para la familia

ALICANTEActualizado:

El balcón del Ayuntamiento de Valencia se ha llenado durante la mascletà de este martes de pequeños peces blancos de papel en recuerdo del niño Gabriel Cruz y para mostrar los condolencias del mundo de las Fallas y su solidaridad con la familia y amigos del menor asesinado.

La Fallera Mayor, Rocío Gil, y la Fallera infantil, Daniela Gómez, así como las falleras de sus respectivas cortes de honor han portado el pececito durante la decimotercera mascletà del ciclo fallero, a cargo de la Pirotecnia Crespo, que ha llenado de estruendo y color el cielo de València.

La empresa de Alzira, que ostenta el récord Guinness por la fabricación, montaje y disparo de la traca más larga del mundo, no ha defraudado con un disparo muy sonoro y prolongado que ha empezado con zumbadoras de color rojo de truenos y candelas y ha terminado con un final digital de efecto ametralladora "para hacer más largo el efecto más largo".

Más pólvora que nunca

Tras el tradicional baño de multitudes desde el balcón, el pirotécnico y gerente de la empresa, Vicente Rodríguez, se ha confesado "supercontento" porque han quemado 137 kilos de material pirotécnico, más que ningún año -disparan en la plaza desde 1989- y eso "se ha notado".

"Este año tocaba lucirse más", ha apuntado, y ha explicado que se han combinado golpes de pitos y zumbadoras, descargas de truenos, un cuerpo central con cinco retenciones "muy fuertes" y una última retención, con candelas turbo a la vez y un terremoto "superlargo".

Ha asegurado que lo que más le ha gustado ha sido la última retención y ha explicado que lo mejor del disparo es la fase digital, donde está "el riesgo" y en la que el mínimo fallo puede llevar todo al traste.

Aunque la lluvia de primera hora ha mojado el material, Rodríguez ha explicado que luego ha salido el sol y todo se ha secado para poderse disparar como estaba programado.

En el balcón del Ayuntamiento han estado algunas de las primeras mujeres que se incorporaron a la Policía Local de Valencia en 1981, que previamente habían sido recibidas por el alcalde, Joan Ribó, y la concejal de Seguridad Ciudadana, Anaïs Menguzzato. También estaba como invitado el presidente de Les Corts, Enric Morera.