La pirotecnia Turis, tras la mascletà de este sábado 17
La pirotecnia Turis, tras la mascletà de este sábado 17 - ROBER SOLSONA

Fallas 2018Una potente mascletà vence al viento y la lluvia de Valencia

El tiempo no ha fastidiado el espectáculo pirotécnico de Turis que ha encandilado al público congregado en la plaza del Ayuntamiento de Valencia

VALENCIAActualizado:

Las condiciones meteorológicas de este sábado no han ido a favor de la mascletà, pero no ha sido un problema para la pirotecnia Turis. La lluvia y el viento apenas han ensombrecido la decimoséptima macletà de las Fallas, con la que la pirotecnia valenciana ha encandilado al público que abarrotaba la plaza desde mucho tiempo antes y al que ha llevado al delirio colectivo con un disparo clásico y potente.

Si a primera hora del día el sol ponía luz a los desfiles de las comisiones falleras en la recogida de los premios de sus monumentos, a media hora de que comenzara la mascletà el buen tiempo se ha enturbiado por el viento que tumbaba vallas y por la lluvia, que ha obligado a rescatar paraguas y chubasqueros de bolsos y mochilas.

Pero estas inclemencias pasajeras no han desalentado al público que, justo a las dos de la tarde, cuando las falleras mayores daban la orden al pirotécnico para disparar, ha sentido que la lluvia apenas ya era imperceptible y han podido plegar los incómodos paraguas.

Junto al alcalde de València, Joan Ribó, y las falleras mayores, este sábado han asistido al disparo en el balcón el artista Okuda San Miguel, autor del diseño de la falla grande municipal, y Miguel Hache, creador de la infantil, así como el equipo de mujeres del estudio Yinsen, autoras del cartel de las Fallas de 2018.

Las falleras, en el balcón del Ayuntamiento este sábado en la mascletà
Las falleras, en el balcón del Ayuntamiento este sábado en la mascletà-ROBER SOLSONA

La mascletà se ha desarrollado "según lo previsto pese al mal tiempo", como ha comentado después el encargado del disparo, Vicente Cervera, quien ha reconocido que esta meteorología "da un poco de miedo" porque cuando "se moja, no va igual" y la parte eléctrica puede sufrir alguna interferencia.

"Pero al final ha salido todo como tenía que salir", ha sentenciado, además de reconocer que no han modificado nada por el tiempo porque cuando ha empezado a llover y a soplar el viento ya lo tenían todo montado y solo han "cruzado los dedos" para que fuera sin contratiempos.

Cervera ha explicado que ha sido una mascletà de estilo clásico, que ha arrancado con traca valenciana "de toda la vida" con efectos "chulos" de relámpagos con colas que, gracias a que estaba nublado, han podido "lucir más" sus colores.

Tras silbatos, serpentinas y truenos de aviso ha llegado el cuerpo de la mascletà con cinco retenciones que ha "llevado un buen ritmo y ha sido potente, como se buscaba", y luego el terremoto con un "golpe fuerte, alargado" para que se escuchara bien, seguida de un bombardeo aéreo, un pequeño digital, y el golpe final a dos alturas.

En total, han sido más de 174 kilos quemados de material pirotécnico reglamentado, según Cervera, que ha asegurado que "cuando está nublado, los truenos suenan más", aunque ha reconocido que desconoce la "explicación científica".

Okuda San Miguel ha asegurado que su segunda mascletà le ha gustado mucho porque "aparte del sonido, notas las vibraciones y es brutal" y ha señalado que le parece "curioso" el momento en el que el pirotécnico sube al balcón para recibir la ovación y el reconocimiento del público.

El público, antes de comenzar la mascletà de este sábado
El público, antes de comenzar la mascletà de este sábado-ROBER SOLSONA

Ha pedido que cuando vean su falla no solo miren sino que "sientan" porque el arte, a su juicio, "no te tiene que dejar indiferente" y cuando alguien ve sus obras "tiene que sentir algo para bien o para mal, según sus experiencias".

"Creo que hay una buena conexión con Latorre y Sanz -artistas de la falla- y me está encantando el rollo de las Fallas", ha expresado al ser preguntado por si volvería a repetir la experiencia, y ha argumentado que es la fiesta tradicional que más puede "tener que ver" con él porque detrás de todo hay creación.

Okuda ha asegurado que se atrevería con una de las fallas de concurso y ha defendido que su propuesta "solo se sale de los cánones en el lenguaje y en la forma de construir, pero la composición es superfallera".

Una de las integrantes de Yinsen, María Pradera, ha asegurado que la mascletà ha sido "impresionante" y ha resaltado la "conexión" que tiene con uno de los carteles que han diseñado, el del corazón, porque "te estalla" y es todo pólvora.

Durante el disparo de este sábado, Cruz Roja ha atendido a cuarenta personas, veintidós de ellas por lipotimia, además de, entre otras causas, dos por objetos en los ojos, una por quemadura, otra por intoxicación etílica y otra por una cardiopatía, que ha obligado a su evacuación a un centro hospitalario.