Exposición de los guerreros de Xian en Madrid
Exposición de los guerreros de Xian en Madrid - PERMUY
Arqueología

La Diputación de Alicante ultima el acuerdo para exponer en el MARQ una decena de Guerreros de Xi'an

Nunca se había podido visitar una muestra con tantas piezas del ejército chino de terracota en España

ALICANTEActualizado:

El Museo Arqueológico (MARQ) de la Diputación de Alicante ultima la exposición temporal a lo largo de 2019 de diez piezas del ejercito chino de terracota de los Guerreros de Xi'an, conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad.

En un comunicado, el diputado provincial de Cultura, César Augusto Asencio, ha informado que el préstamo por parte del Museo Nacional de la Historia de Shaanxi y Xian es producto de la reciente misión de una delegación del MARQ en China y que se trataría de nueve soldados y la figura de uno de los escasos caballos que se conservan.

El acuerdo está solo pendiente de una visita de expertos de ese país al MARQ (mejor museo Europeo en 2004) para estudiar las instalaciones y la seguridad.

Asencio ha explicado que "las negociaciones han sido complejas pero muy positivas porque se comenzó tratando la opción de cinco guerreros y se ha acabado con la posible cesión de diez figuras, nueve guerreros y un caballo".

"Esta cifra duplica la de las piezas cedidas anteriormente a España, concretamente a museos de Barcelona, Madrid y Valencia", ha relatado el diputado, que ha añadido que "lo verdaderamente extraordinario es la figura del caballo, por lo escasos que son y porque se exhibiría por primera vez en nuestro país".

Este ambicioso proyecto internacional se complementará con un centenar de piezas más para organizar una muestra que permita conocer la importancia del primer emperador unificador de China.

Delegación alicantina

La delegación cultural del MARQ visitó la pasada semana el monumental mausoleo de Qin Shihuang, primer emperador de China, que alberga el ejército imperial de terracota reconocido en 1987 como Patrimonio de la Humanidad.

Hasta el momento han aparecido en Xi'an más de 8.000 soldados de tamaño ligeramente superior al natural, ataviados con uniformes de acuerdo con su rango, con armadura, pintados de colores brillantes -aunque apenas quedan restos de estos pigmentos- y cada uno con un rostro diferente.