Política

La Diócesis de Valencia denuncia la «intención de polemizar y calumniar» de Compromís

El Arzobispado sostiene que siempre actúa bajo las directrices de Educación y ve «difamatoria» la denuncia de la coalición

Imagen de archivo del cardenal Cañizares - ROBER SOLSONA

La Diócesis de Valencia ha tachado de "difamatoria" la actitud de la diputada de Compromís Isaura Navarro en su denuncia sobre los profesores de Religión y ha denunciado su intención "de polemizar, descalificar, faltar al honor y calumniar".

En un comunicado del Arzobispado se asegura que la Diócesis "jamás ha ocultado o realizado ninguna acción que pudiera ser descalificada" sino que siempre ha actuado "bajo las directrices de la Conselleria de Educación, desde hace décadas", y por tanto, "bajo distintos gobiernos".

Navarro ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción que la Generalitat ha pagado durante una década las nóminas de 22 puestos de profesores de Religión que en realidad no daban clase, sino que prestaban sus servicios en las tres diócesis de la Comunitat.

La denuncia reclama que se exijan responsabilidades a los consellers de Educación durante esa época, que en principio iría de 2005 a 2014, María José Catalá y Alejandro Font de Mora, y a los arzobispos de Valencia Antonio Cañizares, Carlos Osoro y Agustín García Gasco, según ha señalado Navarro en rueda de prensa.

"La Conselleria de Educación, desde la presidencia del PSPV-PSOE en el gobierno de la Generalitat, delegó en las diócesis para que fueran éstas las que impartieran la formación de los profesores de religión", ha indicado el Arzobispado, quien ha defendido que "la verdad de los trabajadores de la Diócesis de Valencia a los que alude la diputada" es que "realizaban su labor como formadores de los profesores de religión", y que no era "ninguna otra".

"Los acuerdos para que la Diócesis se ocupara de la formación del profesorado de religión se han sucedido desde entonces bajo las directrices que ha marcado siempre la Generalitat; estos trabajadores han desarrollado su trabajo en acuerdo y delegación de la Conselleria de Educación", ha explicado.

Desde la Diócesis se afirma además "tajantemente" que siempre ha actuado con transparencia, "comunicando toda la información a la Conselleria", y ha señalado que "el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, apenas habría tenido tiempo de conocer este sistema".

"No se pueden sembrar dudas malintencionadas contra los sucesivos responsables de la Diócesis", añade el comunicado, quien arremete contra Navarro por no haber "realizado consulta o petición de aclaración alguna a la Diócesis, ni verbalmente ni por escrito".

"Esa es su actitud constante de hostilidad, difamación y atentado contra el honor; por ello la Diócesis de Valencia se reserva la interposición de acciones legales contra Isaura Navarro", finaliza el comunicado.

Toda la actualidad en portada

comentarios