Imagen de Dimi, el perrito que espera acogida en una perrera en Gandía - @_Sevolar

TwitterDimi, el perrito de 14 años al que sus dueños se niegan a rescatar de la perrera por no pagar el chip

El can vivía junto a otro en una casa con jardín en Gandía (Valencia) de donde «nunca se salen» según sus propietarios, que ahora le dan la espalda

VALENCIAActualizado:

La vida del perrito Dimi ha dado un cambio radical hace unos días. Sigue sufriendo los dolores que le provocan las caries que ya tenía cuando lo encontró una chica en Gandía (Valencia) en octubre, la primera vez que se escapó de su hogar, pero ahora vive en una perrera y sus dueños, esos a los que probablemente él les siga teniendo la misma lealtad –porque así son los perros, fieles a sus amos–, le han abandonado después de que se escapase por segunda vez y cayese en manos de la Policía.

El caso de Dimi ha emocionado a Twitter, la red social que se ha hecho eco de su historia. La usuaria «@_Sevolar» explica que una amiga suya encontró al animal la primera vez que se escapó junto a otro perro en octubre de 2017, ambos de los mismos propietarios. En su hilo de Twitter, explica que «estaban perdidos por la calle, sucios y con caries. Parecían descuidados pero llevaban collar», también indica que no tenían chip.

Sin embargo, consiguieron contactar con sus dueños a través de un mensaje de Facebook, continúa esta usuaria: «Viven en una casa con jardín por lo que no le habían puesto chip (cosa ilegal) ya que nunca salen, se escaparon y se asustaron. Les insistimos mucho en que pusieran el chip, nos pusimos reacias a devolverlos».

Tras insistirles a los dueños de que el perro necesitaba llevar el chip porque la ley así lo exige, explica esta tuitera, ambos canes volvieron a su casa con jardín de la que «nunca se salen» y con la palabra de los dueños de que le pondrían el chip. Sin embargo, «Sorpresa», –exclama «@_Sevolar»– Dimi se volvió a escapar este mes de enero, con tan «mala suerte» que quien lo encontró esta vez no fue su amiga, sino alguien que llamó a la Policía.

Dimi
Dimi-@_Sevolar

Por ello, Dimi se encuentra en la perrera –«que no protectora», incide la chica– a la que tiene la concesión Gandía. Esta usuaria indica que se contactó con los dueños a través de Facebook, pero estos se niegan a pagar los 100 euros que cuesta rescatar a Dimi (el coste del chip más las vacunas).

Mientras, Twitter se ha volcado con retuits (más de 1,3K) de la historia y darle difusión para quien pueda adoptarle o quiera aportar algo de ayuda para ayudarle con su problema de salud. De hecho, el tema ha conseguido viralizarse hasta el punto de que la misma usuaria que cuenta su historia ha actualizado en el hilo de Twitter que han podido conseguir «suficiente dinero como para sacarlo y además hacerle una revisión», así como para encontrarle una familia de acogida provisional, aunque por ahora nadie puede hacerse cargo de su adopción.

Este es el pequeño Dimi: