Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional en Valencia
Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional en Valencia - ABC
Sucesos

Detienen a un hombre por cobrar durante quince años la pensión de su padre fallecido

El arrestado y su mujer ocultaron el fallecimiento y lograron 105.000 euros hasta que fueron descubiertos

VALENCIAActualizado:

Quince años cobrando la pensión de un familiar fallecido. Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad valenciana de Torrent a un matrimonio de 71 y 74 años, de origen español, como presuntos autores de un delito de estafa a la Seguridad Social. La pareja todavía cobraba la pensión del padre de él, que había fallecido en el año 2000. El total de lo estafado ascendía a más de 105.000 euros, de los que se han recuperado casi 25.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de un fraude de prestaciones a través de una denuncia interpuesta por la Secretaría General del Área de Inspección de Servicios del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Los agentes averiguaron que no se había comunicado a la Seguridad Social el fallecimiento de un hombre en 2000 y habían seguido cobrando su pensión hasta el año 2015.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que la pensión era ingresada por parte de la Seguridad Social en la cuenta del fallecido en la que estaban autorizados tanto su hijo como la mujer de éste, para continuación retirarla e ingresarla en una cuenta a nombre del matrimonio.

Al ser descubiertos, cancelaron la cuenta en la que se ingresaba la pensión y se hicieron pasar por el fallecido al firmar en su nombre. Además, abonaron el descubierto de casi 25.000 euros existente como consecuencia de la recuperación de la pensión recibida indebidamente en los últimos cuatro años, promovida por el I.N.S.S., por el procedimiento de retrocesión de pensión. No obstante aún debían más de 80.000 euros.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías detuvieron al matrimonio como presunto autor de un delito de estafa a la Seguridad Social.

Los detenidos, sin antecedentes policiales, han sido puestos en libertad tras declarar, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fuesen requeridos para ello.