Imagen de la furgoneta con las uvas robadas
Imagen de la furgoneta con las uvas robadas - GUARDIA CIVIL
Sucesos

Detenidos cuatro miembros de una misma familia por el robo de 4.500 kilos de uva de mesa en Alicante

Los arrestados, de nacionalidad rumana, son dos hombres de 29 años y dos mujeres de 37 y 41 a quienes se les imputan dos robos con fuerza y ocho hurtos

AlicanteActualizado:

Agentes de la Guardia Civil han detenido a cuatro personas, miembros de una misma familia, como presuntos autores del robo de 4.500 kilos de uva de mesa en las localidades alicantinas de Moforte del Cid y Orito, valorados en unos 5.000 kilos, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Los detenidos, de nacionalidad rumana, son dos hombres de 29 años y dos mujeres de 37 y 41 a quienes se les imputan dos robos con fuerza y ocho hurtos. En el momento de su detención, circulaban con una furgoneta cargada con 900 kilos de este mismo producto, que había sido robado esa misma madrugada. Los arrestados han pasado a disposición judicial y han quedado en libertad provisional con cargos.

La investigación se inició el pasado mes de julio, con motivo de una serie de hurtos reiterados, en diferentes viñedos de la pedanía de Orito, de la localidad de Monforte del Cid, de los que se habían sustraído diversas cantidades de uva de mesa, tanto de la variedad 'victoria' como de 'red globe'.

Los agentes del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Ibi realizaron un estudio pormenorizado basado tanto en las diversas denuncias presentadas por los perjudicados de estos hurtos agrícolas como en los innumerables contactos y entrevistas realizadas a agricultores de la zona y llegaron a establecer un patrón común de conducta.

El 'modus operandi' consistía en que varios autores sustraían la uva de un viñedo, previamente seleccionado, al que accedían a través de las vallas de protección del perímetro o bien, a través de caminos, cuyo paso estaba cortado por cadenas, y la cargaban en un vehículo, tipo furgoneta, mientras uno de ellos realizaba labores de vigilancia y avisaba en caso de ser vistos.

Con toda esta información, se estableció un operativo de vigilancia en la zona afectada, compuesto por agentes de paisano del Equipo ROCA de Ibi y por agentes de la Guardia Civil de Novelda, apoyados por efectivos de la Policía Local de Monforte del Cid.

Como resultado, se logró identificar la tarde del pasado 6 de agosto una furgoneta que circulaba por los caminos de los viñedos afectados, ocupada por cuatro personas residentes en la localidad de Elche, quienes suscitaron las sospechas de los agentes, ya que portaban 40 capazos de plástico vacíos. Sus versiones del motivo por el que se encontraban en el lugar eran "contradictorias".

Algunos de ellos tenían antecedentes por la comisión de otros delitos, también de sustracción de fruta, por lo que la investigación se centró en estas personas. Durante dos tardes-noches consecutivas, agentes del Equipo ROCA realizaron una vigilancia discreta sobre el domicilio de los sospechosos y sobre la furgoneta vista en el terreno.

Durante la madrugada del día 8, se volvió a interceptar la misma furgoneta investigada, en los mismos viñedos, a las 6.00 horas, en esta ocasión cargada con 900 kilos de uva de mesa y ocupada por las mismas cuatro personas. Los agentes consiguieron determinar que esa uva procedía de un delito de robo y otro de hurto de dos viñedos diferentes, que habían sido asaltados durante esa misma madrugada.

Tras localizar a los dueños de los terrenos, se les hizo entrega de su fruta, valorada en más de 1.000 euros. Según la Guardia Civil, con estas detenciones se ha logrado desactivar un activo clan dedicado en exclusiva al robo de frutales, un hecho que estaba comenzando a generar una "palpable alarma social" entre el colectivo agrario.