Sucesos

Detenido un autor de robos y estafas millonarias tras una persecución de película por la Marina Alta

El hombre tenía pendientes tres órdenes de búsqueda y detención y contaba con un amplio historial delictivo

ALICANTEActualizado:

Agentes de la Guardia Civil ha detenido en Benissa a un hombre como presunto autor de robos y estafas millonarias en Alicante, Canarias, Madrid e Italia después de una persecución por varias poblaciones de la Marina Alta en la que llegó a embestir un vehículo policial, han informado fuentes policiales.

El detenido, que ya ha ingresado en prisión, es un hombre de 57 años, de nacionalidad italiana y un amplio historial delictivo, en el que se incluyen también robos con fuerza en vivienda, robos de cajas fuertes, estafas, falsificación de documento y atentado contra agentes de la Autoridad, entre otros muchos.

Además, tenía pendientes tres órdenes de búsqueda y detención, una emitida por un Juzgado de las Palmas de Gran Canaria, otra por la Audiencia Provincial de Madrid y otra por las autoridades judiciales italianas.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de julio, tras detectar la Guardia Civil un repunte en los delitos de robo con fuerza en viviendas de urbanizaciones de las poblaciones turísticas de Calpe y Altea. El modus operandi de estos robos era muy similar, por lo que el autor o autores podían ser la misma persona.

Tras ser reconocido fotográfico por una de las víctimas, los agentes comprobaron que se trataba de un ciudadano italiano de 57 años, afincado en El Campell y con numerosos antecedentes, conocido como "Torrebruno".

Sobre él pesaban tres órdenes de búsqueda y detención: una emitida por un Juzgado de Las Palmas de Gran Canaria por robos a usuarios de hoteles por valor de 700.000 euros; la segunda por la Audiencia de Madrid por haber estafado 900.000 euros en varios negocios, y la tercera dictada por las autoridades italianas por estafas millonarias cometidas en aquel país.

La investigación, a pesar de estar ya encauzada, se tornó muy infructuosa, ya que el italiano no dejaba constancia de sus datos personales, ni en bases de datos de organismos oficiales, ni en alojamientos hoteleros, por lo que fue difícil dar con su paradero.

Residía siempre de alquiler pero sin formalizar contrato alguno para no dejar constancia de sus movimientos. Además, utilizaba vehículos de alquiler, todos de alta gama, para cometer los diferentes delitos, aunque para formalizar el contrato siempre aportaba los datos personales de una de sus hijas.

Huida en coche

A comienzos de noviembre, Torrebruno fue localizado en las inmediaciones de un restaurante de Calpe, por lo que se dispuso un amplio dispositivo para su detención, pero cuando se dio cuenta del cerco policial emprendió la huida en coche.

La persecución, que en algunos momentos parecía de película, se inició en las calles de Calpe, siguió por la N-332 en dirección a Altea pero se encontró con nuevos agentes, por lo que viró en dirección a Benissa.

En esta última población intentó tomar una calle para esquivar los vehículos policiales que le iban cortando vías de escape y, en su frenética huida, colisionó con un turismo de un particular que estaba aparcando.

Seguidamente intentó dar marcha atrás, embistiendo, esta vez, a un vehículo oficial, terminando aquí su vertiginosa y temeraria escapada al ser detenido por la Guardia Civil.

Al detenido, que ha ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial en Denia. se le imputa un delito continuado de robo en interior de vivienda, atentado contra agentes de la Autoridad, resistencia y desobediencia graves, estafa, falsificación de documento, daños, conducción temeraria y sin carné, además de las tres órdenes de detención que tenía.