Vicent Marzà, durante la reunión este miércoles del Patronato en la que se ha abordado el cambio de los estatutos del Palau de Les Arts
Vicent Marzà, durante la reunión este miércoles del Patronato en la que se ha abordado el cambio de los estatutos del Palau de Les Arts - ROBER SOLSONA
Nuevos estatutos

Cultura evita poner un tope salarial para el nuevo director artístico de Les Arts y se abre a la financiación privada

Vicent Marzà niega ahora que quien dirija el coliseo tenga que realizar un programa acorde con la política del Gobierno

VALENCIAActualizado:

El Patronato de la Fundación del Palau de les Arts de Valencia ha aprobado este miércoles la convocatoria del concurso para seleccionar a su nuevo director artístico que se publicará en los próximos días en el Diari Oficial. Los plazos, sin embargo, no están marcados con exactitud, ya que únicamente se ha mencionado que el proceso de selección se resolverá durante el primer semestre de 2018, por lo que no habrá dirección los próximos meses.

El conseller de Cultura, Vicent Marzà, ha expuesto los detalles del cambio de estatutos de la institución cultural valenciana, en los que se elimina la figura de intendente -que hasta su dimisión ocupaba Davide Livermore- y se convoca un concurso público para elegir al director artístico. Éste tendrá que acreditar «experiencia en la gestión escénica internacional, conocimiento del sector y proyecto artístico» y contará con un sueldo equiparable al mercado y a otros teatros del mundo.

Es decir, la Conselleria ha optado por no fijar un tope salarial ni tampoco establecer la barrera en la cantidad que recibe un director general de la Generalitat. «Se negociará», ha señalado Marzà, sin descartar que ese sueldo pueda llegar a ser igual o superior a los 135.000 euros que percibía Livermore. El contrato incluirá las incompatibilidades ya contempladas en el caso del exintendente para realizar su actividad artística fuera del auditorio valenciano y será por un período de cuatro años.

El titular de Cultura ha negado que el nuevo director tenga que conocer la política del Gobierno a la hora de elaborar su declaración. «Nunca hemos tenido esa postura», ha defendido, pese a que la semana pasada el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, afirmó que sería uno de los requisitos.

Francisco Potenciano seguirá al frente

La nueva estructura de Les Arts también contempla un director general con funciones de gestión (puesto en el que, de momento, seguirá Francisco Potenciano) y un presidente. Este último será elegido por el Patronato, no contará con remuneración económica y no tendrá por qué ser una figura política, sino «reconocida en la sociedad», según ha expresado Marzà.

El cambio de estatutos también permitirá la creación de un Consejo de Programación, no vinculante pero que podrá asesorar a la dirección, y un Consejo de Mecenazgo, con el fin de que se abra la puerta a la llegada de la financiación privada. Igualmente, se seguirá hablando con el Ministerio de Cultura para lograr su incorporación al Patronato.

«Nos gustaría que Les Arts ocupe el espacio que merece entre los coliseos internacionales. La punta de lanza es y ha de ser la ópera», ha comentado Marzà.

El conseller de Cultura también ha asegurado la continuidad de Plácido Domingo tras mantener una reunión con él. «Es una persona importantísima para nosotros, lo es y lo ha sido. Contaremos con sus propuestas para que nos ayude y nos asesore en qué es lo mejor para el Palau de Les Arts», ha indicado.

Sobre por qué no acudió ni él ni algún otro alto cargo de Cultura al estreno de la temporada, celebrado el pasado sábado con 'Don Carlo', Marzà ha justificado que tenían compromisos previos, aunque él va a la ópera «de forma habitual».

También ha valorado la entrevista publicada en ABC a David Livermore, para afirmar que «sus declaraciones duelen» y no le «gustan» porque «plantean una dicotomía de unas culturas mejores que otras».