Vecinos hacen la vigilia junto a la Cruz de los Caídos en la plaza de España de Callosa de Segura
Vecinos hacen la vigilia junto a la Cruz de los Caídos en la plaza de España de Callosa de Segura - PLATAFORMA
Ley de Memoria Histórica

La Cruz de los Caídos de Callosa de Segura se sustituirá por otro símbolo religioso tras su traslado

El ayuntamiento acuerda con la plataforma contraria a su retirada buscar alternativas tras su retirada de la plaza de la iglesia

ALICANTEActualizado:

La Cruz de los Caídos de Callosa de Segura (Alicante) será sustituida por otro símbolo religioso con el acuerdo de la plataforma vecinal contraria a su retirada. Y será trasladada también con el beneplácito de este grupo que este viernes se ha vuelto a concentrar para que no se toque el monumento.

El alcalde, Fran Maciá (PSOE), ha confirmado que este vestigio de mármol blanco en honor a José Antonio Primo de Rivera no continuará en la plaza de España, junto a la iglesia, tras alcanzar un acuerdo con la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz.

La entidad vecinal se movilizó el pasado miércoles en defensa del símbolo y se ha vuelto a movilizar este viernes, pese al refuerzo de efectos policiales solicitado a la Subdelegación del Gobierno para ejecutar las obras de traslado en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Maciá ha defendido que el consistorio tiene la obligación de aplicar una legislación vigente. "O lo afrontamos de una vez o es imposible que podamos pasar esa página completa. Hay quien dice que no merece la pena volver -a recordar la Guerra Civil-, pero es que hay otras personas que no han llegado", ha declarado.

"Es difícil, pero hay que tener un compromiso democrático", ha insistido Maciá. En ese sentido, ha detallado que este viernes "había más gente que el miércoles" y que los trabajadores han llegado a poner las vallas para empezar a trabajar.

En ese momento, la plataforma le ha solicitado una reunión y se ha aceptado ya que, "obviamente", no se podía pedir a la Guardia Civil "que desalojaran por la fuerza, teniendo en cuenta el tipo de personas que teníamos en la plaza".

Después de Navidad

"Hemos empezado una reunión muy tensa, pero hemos llegado a un punto de encuentro", ha seguido Maciá que ha concretado que todo pasa porque se aplique "de manera ordenada" la retirada y se busque "una solución que respete la simbología religiosa".

Así, "tendremos una reunión más formal, y nos hemos dado un plazo hasta después del período navideño y hemos emplazado al juez de paz para que medie".

"La solución que estamos planteando es en base a los dictámenes, el traslado. Se ha hablado cómo y dónde trasladarla y a la vez cómo mantener algún tipo de simbología religiosa en la plaza", ha zanjado el alcalde.