Audiencia Provincial de Castellón
Audiencia Provincial de Castellón - ABC
Castellón

Condenado a tres años de prisión un director de banco en Burriana por apropiarse de 1,2 millones

El directivo se lucraba con tarjetas de crédito, préstamos y pólizas que concedió a 73 clientes sin su conocimiento y falsificando las firmas

VALENCIAActualizado:

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a 3 años y medio de prisión a un hombre que durante 9 años, cuando ejercía como director de una sucursal bancaria de Burriana, se apropió de 1,2 millones de euros de 73 empresas y particulares.

El hombre iba formalizando tarjetas de crédito no autorizadas por los clientes titulares sin su consentimiento ni conocimiento y disponía él mismo de efectivo en el cajero de la sucursal.

También usaba papel de colusión en remesas abonadas por él mismo para obtener una irregular y ficticia financiación, cubriendo así vencimientos anteriores y posiciones deudoras de otros clientes.

Además concedía préstamos mercantiles sin conocimiento ni consentimiento de los usuarios de la entidad y aumentaba voluntaria y personalmente el límite de las pólizas de créditos concedidas, todo ello alterando documentalmente la firma de los soportes en papel o informáticos que contenían dichas operaciones.

Igualmente, usaba líneas de descuento de forma "torticera" ya que traspasaba cuantías de diferentes cuentas para ocultar adeudos. Con las anteriores actuaciones perjudicó a 73 clientes, algunos particulares y otros empresas.

El acusado utilizaba todos estos mecanismos para, "con ánimo de lucro y usando de forma mendaz las facultades inherentes a su cargo", incorporar ese dinero a su patrimonio.

El magistrado de la Sección Primera ha dictado sentencia "in voce" después de que la partes hayan negociado un acuerdo previamente a la celebración del juicio.

Resarcir a la entidad

Así, mientras la Fiscalía solicitaba una pena de 8 años de prisión, las partes han acordado una condena de 3 años y 6 meses de prisión. También se ha acordado una multa de 1.620 euros y que el condenado pague al banco 1.240.000 euros, ya que la entidad había ya devuelto los importes a los perjudicados.

Según el escrito del Ministerio Fiscal, al que se han adherido todas las partes, el acusado desde el año 2000 al 2009, cuando ejerció de director de una sucursal bancaria fue realizando diferentes actuaciones para beneficio particular.

Tras aceptar todas las partes los hechos expuestos por el fiscal y la rebaja de pena, el magistrado ha dictado sentencia "in voce" que será dictada por escrito en los mismos términos en los próximos días.