Imagen de archivo de una furgoneta de reparto frente a un supermercado de Mercadona en el centro de Valencia
Imagen de archivo de una furgoneta de reparto frente a un supermercado de Mercadona en el centro de Valencia - ROBER SOLSONA
Economía

Así comenzará a funcionar el nuevo canal de venta por internet de Mercadona

El modelo arrancará en códigos postales de la ciudad de Valencia a finales de mayo en un proyecto piloto que supone veinte millones de inversión y 150 empleos

VALENCIAActualizado:

Mercadona ya ha activado la cuenta atrás para la puesta en marcha de su nuevo canal de venta por internet. Mercadona Tech, sin embargo, arrancará por fases. La compañía presidida por Juan Roig no tiene prisa por implantar el modelo -a pesar de las carencias de su página web actual lidera el sector en España y factura por esta vía más de doscientos millones de euros anuales- y, según ha podido saber ABC, arrancará la última semana de mayo en algunas zonas de la ciudad de Valencia.

En función de la evolución se irá extendiendo al resto de la capital del Turia, donde la compañía ha levantado un centro de distribución en el polígono Vara de Quart de 12.000 metros cuadrados de superficie.

La empresa, que en Valencia ya afronta la competencia de firmas como Amazon o Dia en el segmento de la venta on line y la entrega rápida de alimentos, ha destinado una inversión inicial de veinte millones de euros a un proyecto que empleará a 150 personas.

Al margen del equipo de Mercadona Tech que lidera Juana Roig ya ha comenzado el proceso de selección de personal para la distribución de los productos y la atención al cliente.

Si se cumplen los planes previstos, a partir de la última semana del mes de mayo ya estará operativo el nuevo canal de venta. Los «jefes» -conforme se denominan a los clientes en la jerga interna de la compañía- introducirán su código postal y, en el caso de que se trate de las áreas de Valencia en las que ya se haya puesto en marcha la aplicación serán atendidos por el nuevo modelo, que tendrá como base de operaciones el polígono Vara de Quart de la capital del Turia, que servirá de centro de distribución de los productos -tanto frescos como no perecederos- destinados a las ventas por internet.

Estas instalaciones, adquiridas el pasado mes de abril a la compañía francesa Lactalis, servirán de «laboratorio para probar un modelo de distribución distinto al actual con una cadena de suministro propia».

El modelo actual

El resto de códigos postales seguirán siendo atendidos como hasta ahora. Los pedidos que recibe Mercadona a través de internet se recaban en la tienda más cercana al cliente que los efectúa y un empleado prepara la compra en los propios supermercados, desde donde se carga en furgonetas para su distribución a domicilio.

Juana Roig
Juana Roig- ABC

Este sistema genera unas pérdidas anuales de treinta millones de euros, según explicó el propio Juan Roig en la presentación de resultados de la compañía del ejercicio 2016.

Con todo, Mercadona no quiere dar pasos en falso con su nuevo modelo, que arrancará en fase piloto en Valencia y servirá para testar aspectos especialmente problemáticos desde el punto de vista a la logística como la llamada «última milla» -el reparto de productos con camiones en el interior de las grandes ciudades a cualquier hora del día-.